Podcasts de historia

Cronología de Mapungubwe

Cronología de Mapungubwe



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Reino de Mapungubwe

los Reino de Mapungubwe (o Maphungubgwe) (c.1075-1220) fue un estado medieval en Sudáfrica ubicado en la confluencia de los ríos Shashe y Limpopo, al sur de Great & # 8197Zimbabwe. El nombre se deriva de TjiKalanga y Tshivenda. El nombre podría significar "Cerro de los Chacales". [1] El reino fue la primera etapa de un desarrollo que culminaría con la creación del Reino & # 8197of & # 8197Zimbabwe en el siglo XIII, y con vínculos comerciales de oro con Rhapta y Kilwa & # 8197Kisiwani en la costa este de África. El Reino de Mapungubwe duró unos 80 años, y en su apogeo la población de la capital era de unas 5000 personas. [2]

Este sitio arqueológico se puede atribuir al Reino de BuKalanga, que comprendía a los Kalanga & # 8197 personas del noreste de Botswana y el oeste de Zimbabwe, los Nambya al sur del valle de Zambezi y Vha Venda en el noreste de Sudáfrica. La colección Mapungubwe de artefactos encontrados en el sitio arqueológico se encuentra en el Mapungubwe & # 8197Museum en Pretoria.


Cronología de Pietermaritzburg

KwaZulu-Natal es una provincia de Sudáfrica que se creó en 1994 cuando se fusionaron los bantustanes zulúes de KwaZulu y la provincia de Natal. Se encuentra en el sureste del país, disfruta de una larga costa junto al Océano Índico y comparte fronteras con otras tres provincias y los países de Mozambique, Eswatini y Lesotho. Su capital es Pietermaritzburg y su ciudad más grande es Durban. Es la segunda provincia más poblada de Sudáfrica, con un poco menos de residentes que Gauteng.

Durban, apodado Durbs, es la tercera ciudad más poblada de Sudáfrica después de Johannesburgo y Ciudad del Cabo y la ciudad más grande de la provincia sudafricana de KwaZulu-Natal. Durban forma parte del municipio metropolitano de eThekwini, que incluye ciudades vecinas y tiene una población de aproximadamente 3,44 millones, lo que convierte al municipio combinado en una de las ciudades más grandes de la costa del océano Índico del continente africano. Durban fue una de las ciudades sede de la Copa Mundial de la FIFA 2010.

Pietermaritzburg es la capital y la segunda ciudad más grande de la provincia de KwaZulu-Natal, Sudáfrica. Fue fundada en 1838 y actualmente está gobernada por el municipio local de Msunduzi. Su nombre zulú umGungundlovu es el nombre que se utiliza para el municipio distrital. Pietermaritzburg se llama popularmente Maritzburg en afrikáans, inglés y zulú por igual, y a menudo abreviado informalmente como PMB. Es un centro industrial de importancia regional que produce aluminio, madera y productos lácteos, así como el principal centro económico de la municipalidad del distrito de Umgungundlovu. El sector público es un empleador importante en la ciudad debido a que los gobiernos locales, distritales y provinciales se encuentran aquí.

los Universidad de KwaZulu-Natal (UKZN) es una universidad con cinco campus en la provincia de KwaZulu-Natal en Sudáfrica. Se formó el 1 de enero de 2004 tras la fusión entre la Universidad de Natal y la Universidad de Durban-Westville.

Ezemvelo KZN Wildlife es una organización gubernamental responsable de mantener las áreas de conservación de la vida silvestre y la biodiversidad en la provincia de KwaZulu-Natal, Sudáfrica. Su sede se encuentra en el parque Queen Elizabeth, situado en la ladera norte de Pietermaritzburg, la capital provincial de KwaZulu-Natal. Antes de 1994, se conocía como el Junta de Parques de Natal.

Pinetown es una pequeña ciudad que forma parte de la Municipalidad Metropolitana de eThekwini, tierra adentro de Durban en KwaZulu-Natal, Sudáfrica. Pinetown está situado a 16 & # 160 km al oeste de Durban a una altura de 1,000 a 1,300 pies.

los Río Msunduzi es un río en KwaZulu-Natal, Sudáfrica. También es conocido por su nombre en inglés, el Río Dusi. El nombre original, Msunduzi, es isiZulu.

los Universidad de Tecnología de Durban (DUT) es una universidad en KwaZulu Natal, Sudáfrica. Se formó en 2002 tras la fusión de Technikon Natal y ML Sultan Technikon e inicialmente se conocía como el Instituto de Tecnología de Durban. Tiene cinco campus en Durban y dos en Pietermaritzburg. En julio de 2019, aproximadamente 33932 estudiantes se inscribieron para estudiar en DUT. La Universidad es una de las 5 instituciones técnicas del continente africano que ofrece títulos de doctorado. La actual Canciller es la Sra. Nonkululeko Nyembezi.

los Valle de las Mil Colinas es un valle entre Pietermaritzburg y Durban, Sudáfrica. Está cerca de un pueblo llamado. Allí el río Umgeni se encuentra con el río Msunduzi en el valle, y el Maratón de canoas Dusi se ejecuta a través de la zona todos los años.

Peter McKenzie Brown (1924 & # 82112004) fue miembro fundador del Partido Liberal de Sudáfrica y sucedió a Alan Paton como presidente nacional en 1958.

Sandile Ndlovu (nacido el 1 de julio de 1980 en [Pietermaritzburg], KwaZulu-Natal es un delantero de fútbol sudafricano que jugó para los clubes Bloemfontein Celtic, Moroka Swallows, Maritzburg United, Dynamos, Mamelodi Sundowns y Bafana Bafana de la Premier Soccer League.

Municipio local de Msunduzi es un municipio local en el municipio del distrito de Umgungundlovu, KwaZulu-Natal, Sudáfrica. Abarca la ciudad de Pietermaritzburg, que es la capital de la provincia de KwaZulu-Natal y el principal centro económico del municipio del distrito de Umgungundlovu.

Zwelini Lawrence Mkhize es un médico, legislador y político sudafricano que se ha desempeñado como Ministro de Salud desde el 30 de mayo de 2019. Anteriormente se desempeñó como Ministro de Gobernanza Cooperativa y Asuntos Tradicionales de 2018 a 2019. Fue el quinto primer ministro de KwaZulu-Natal desde 2009 hasta 2013. Mkhize es miembro del Congreso Nacional Africano y fue Tesorero General del partido entre 2012 y 2017.

los División de KwaZulu-Natal del Tribunal Superior de Sudáfrica es un tribunal superior de justicia con jurisdicción general sobre la provincia de KwaZulu-Natal de Sudáfrica. La sede principal de la división está en Pietermaritzburg, mientras que una sede local subordinada en Durban tiene jurisdicción concurrente sobre la región costera de la provincia. A partir de agosto & # 1602013, el juez presidente de la división es Chiman Patel.

los Jardín Botánico Nacional de KwaZulu-Natal está situado a lo largo de Mayor's Walk, en los suburbios occidentales de Pietermaritzburg, Sudáfrica. El código de identificación del Jardín Botánico Nacional de KwaZulu-Natal como miembro de Botanic Gardens Conservation International (BGCI), así como las iniciales de su herbario son NBGN .

Edendale es un municipio en el municipio local de Msunduzi en la provincia de KwaZulu-Natal de Sudáfrica.

Ha habido una serie de asesinatos políticos en la Sudáfrica posterior al apartheid. En 2013 se informó de que se habían producido más de 450 asesinatos políticos en la provincia de KwaZulu-Natal desde el fin del apartheid en 1994. En julio de 2013, la Maverick diario informó que se habían producido "59 asesinatos políticos en los últimos cinco años". En agosto de 2016 se informó que había habido al menos veinte asesinatos políticos en el período previo a las elecciones del gobierno local el 3 de agosto de ese año, la mayoría de ellos en KwaZulu-Natal.

La siguiente es una cronología de la historia de la ciudad de Durban en el municipio metropolitano de eThekwini, provincia de KwaZulu-Natal, Sudáfrica.

Mervyn Alexander Dirks es un político sudafricano que se desempeña como miembro de la Asamblea Nacional de Sudáfrica. Miembro del Congreso Nacional Africano, se convirtió en diputado en 2014 y actualmente es el látigo principal del ANC en el Comité Permanente de Cuentas Públicas. Dirks era concejal del municipio local de Msunduzi, donde se desempeñó como teniente de alcalde.


Familia Tshiguvho

8 Patria de Venda. 1. VHAVENDA Los Vhavenda de hoy son descendientes de muchas agrupaciones y clanes heterogéneos como: • Vhadau • Vhakwevho • Vhambedzi • Vhafamadi • Vhania • Vhagoni • Vhalea • Vhaluvhu • Vhatavhatsindi • Vhatwanamba • Vhanzudhanyaele / Vhawanamba

2 • Masingo y • Vhalemba. Vhadau, Vhakwevho, Vhafamadi, Vhania, Vhagoni, Vhalea y Vhaluvhu se conocían colectivamente como Vhangona. Se considera que los Vhangona y Vhambedzi son los habitantes originales de Venda. La tierra de Vhangona fue colonizada más tarde por clanes Karanga-Rodzvi de Zimbabwe: Vhatwanamba, Vhanyai, Vhatavhatsindi y Vhalembethu. Masingo, Vhalaudzi y Vhalemba llegan tarde a Venda. Según una versión de la historia oral de Vhangona, la capital de Vhangona era Mapungubwe con la Casa Real de Raphulu como la casa real más antigua de Vhangona. Según esta versión, el Reino de Vhangona tenía + -145 jefaturas y un Rey (Thovhele). Se dice que el Reino se dividió en siete distritos: • Dzanani • Mbilwi • Tswime • Tshiendeulu • Tshakhuma • Tshamanyatsha y • Thulamela. Estos distritos fueron gobernados por jefes de distrito (Mahosi): • Neswongozwi / Neluvuvhu (Dzanani) • Nembilwi (Mbilwi) • Netswime (Tswime) • Netshiendeulu (Tshiendeulu) 3 • Netshakhuma (Tshakhuma) • Netshamanyatsha (y • Thhamanyantsha) . Cada distrito tenía Vhamusanda (Jefes Menores) que rindieron tributo a Mahosi. Esta tradición establece que uno de los reyes de Vhangona fue el rey Shiriyadenga, cuyo kraal real estaba en Mapungubwe. No está claro si este Shiriyadenga es el mismo Shiriyedenga de la dinastía Sanga, una rama Karanga-Rozvi. La dinastía Sanga, en las tierras altas del este de Zimbabwe, fue fundada por Chiphaphami Shiriyedenga, quien murió en 1672. ¿Podría ser que en algún momento el Imperio Karanga-Rozvi se extendiera más allá del río Vhembe (Limpopo), y que Vhangona, aunque no hablaba Karanga, ¿Estuvieron en algún momento bajo el gobierno de Karanga-Rodzvi? La otra versión de la historia de Vhangona discute que los Vhangona alguna vez estuvieron unidos bajo un jefe o rey. Dice que los Vhangona tenían diferentes jefaturas independientes y que el jefe Vhangona del valle de Nzhelele era Tshidziwelele del clan Mudau. Lo que está claro, sin embargo, es que los Vhatwanamba, que eran de origen Karanga-Rodzvi, conquistaron los clanes Vhangona que vivían en Mapungubwe, Musina, Ha-Tshivhula, Ha-Lishivha, HaMatshete, Ha-Mulambwane y Ha-Madzhie (las áreas de Ha-Tshivhula, Ha-Lishivha, HaMatshete y Ha-Mulambwane se conocen hoy como Alldays y Waterpoort). Mapungubwe era el centro de un reino con alrededor de 5000 personas viviendo en su centro. Mapungubwe como centro comercial duró entre 1030 y 1290 d.C. La gente de Mapungubwe extraía y fundía cobre, hierro y oro, hilaba algodón, fabricaba vidrio y cerámica, cultivaba mijo y sorgo y cuidaba ganado, cabras y ovejas. La gente de Mapungubwe tenía un conocimiento sofisticado de las estrellas, y la astronomía jugó un papel importante no solo en su tradición y cultura, sino también en su vida cotidiana. Mapungubwe comerciaba con la antigua Etiopía a través de los puertos de Adulis en el Mar Rojo y los puertos de Raphta (ahora Quelimani) y Zafara (ahora Sofala) en Mozambique.

4. Mapungubwe es anterior a los asentamientos de Great Zimbabwe, Thulamela y Dzata. Se cree que la gente se fue de Mapungubwe a Great Zimbabwe porque se consideró que Great Zimbabwe tenía un clima más adecuado.

ESTRUCTURA DEL LIDERAZGO TRADICIONAL DE VENDA

Thovhele (Rey) gobierna un reino, y varios Mahosi (Jefes Mayores) le rinden tributo. Un Khosi (Jefe Mayor) gobierna un cacicazgo que generalmente está formado por más de 2 aldeas. Cada aldea está gobernada por Vhamusanda (Jefe Menor). Vhamusanda puede nombrar a Mukoma como su asistente personal. Un Mukoma no tiene que ser de sangre real, y es designado a discreción de Vhamusanda para ser el ojo y el oído de Vhamusanda.

En el siglo XVII, un poderoso clan Karanga-Rodzvi llamado Singo, emigró al sur desde el norte del río Vhembe (Limpopo). Cuenta la historia oral que el Singo procedía de los Grandes Lagos de África Central (en la actualidad, República Democrática del Congo, Ruanda, Burundi y Tanzania). Pero los relatos escritos sugieren que los Singo eran Karangas que se separaron del Changamire Rozvi. El Singo cruzó el río Vhembe y se instaló en Venda. La conquista Singo sometió a ciertos clanes Vhangona a una segunda ola de conquista Karanga-Rozvi, ya que algunas áreas ya habían sido conquistadas por Vhatwanamba, Vhatavhatsindi, Vhanyai y Vhalembethu. Sin embargo, Vhatwanamba, Vhatavhatsindi, Vhanyai y Vhalembethu no buscaron imponer su dominio sobre todo Vhangona. Solo ocuparon ciertas áreas. Vhatavhatsindi se había establecido en Thengwe, Tshiheni y Ha-Mabila. Vhatwanamba se había establecido en Mapungubwe, Musina, HaTshivhula, Ha-Madzhie, Ha-Matshete, Ha-Mulambwane y Ha-Lishivha. Vhanzhelele / Vhalembethu y Vhanyai se habían establecido en Ha-Mutele y Thulamela. No está claro de dónde vino el nombre de Venda. Una versión dice que cuando los Singo se establecieron en la tierra de Vhangona se enamoraron del paisaje y el medio ambiente y llamaron al lugar Venda, que significa lugar agradable. Otra versión afirma que los Vhangona se referían a todos los clanes Karanga-Rodzvi que se establecieron en su tierra como Vhabva-nnda (forasteros). Esto más tarde se corrompió a Vhavenda, y el área que ocuparon se llamó Venda. La tercera versión afirma que Venda era el nombre de un rey de Vhangona y que su pueblo era conocido como Vhavenda (súbditos de Venda). El Singo subyugó a todos los clanes de Venda. Todos los clanes fusionaron estos grupos con los Singo para construir la nación Vhavenda y un poderoso reino llamado Venda Kingdom (también conocido como Land of Legend). Más tarde, Venda fue colonizada por Vhalaudzi que, como los Singo, se originaron en Zimbabwe y estaban relacionados con los Singo. Aunque dispersos por toda Venda, los jefes Vhalaudzi se convirtieron en gobernantes de Ha-Masia (Masia), Ha-Mutsha (Mugivhi), Tshimbupfe (Netshimbupfe), Tshivhulani (Netshivhulani), Phawe y Vhulorwa (Maphaha) y Tshisahulu (Makumbane). Según la tradición oral de Vhavenda, los Singo Kings tenían un tambor mágico conocido como Ngomalungundu. Este era un tambor sagrado de Mwali (Mwari), el Gran Dios del Singo. Ngomalungundu era la lanza y el escudo de los Singo. Se cree que su rey hizo milagros con este tambor que tenía poderes mágicos y asesinos. Por temor a Ngomalungundu, otros grupos se rindieron o huyeron de los poderes asesinos de Singo. A través de la conquista, los Vhangona llegaron a venerar y temer a este gran instrumento musical. Consideraron este tambor como la Voz de su Gran Dios, Raluvhimba, el Señor de todos sus espíritus ancestrales, el instrumento de los espíritus Ancestrales Reales. A finales del siglo XIX, Vhavenda tuvo que pensar en Raluvhimba y Mwali como nombres intercambiables para la misma deidad, aunque alguna vez estuvieron separados.

6. El título de un rey de Vhangona era Thovhele, mientras que el título de rey de Singo era Mambo. Estos títulos también se usaron indistintamente, aunque el superviviente es Thovhele. Los Singo y todos los demás clanes que conquistaron Venda fueron, con el tiempo, absorbidos cultural y lingüísticamente por los clanes Vhangona y Vhambedzi, los clanes que conquistaron. Los descendientes de los conquistadores deben gran parte de su identidad actual a los primeros habitantes de Venda, Vhangona y Vhambedzi. Se cree que aproximadamente el 85% de las palabras y el vocabulario actuales de Tshivenda provienen del Tshingona original. Pero los conquistadores también transmitieron una gran cantidad de rasgos Karanga. El Singo no cambió los nombres de los lugares. La mayoría de los topónimos de Venda que existen hoy existían antes de la conquista de Singo. El Singo mantuvo el título Changamire de Chikurawadyembeuwu, alterándolo a Vele-la-mbeu. También convirtieron el elogio de Mwari, Sororezhou, en un título, Thohoyandou. Hoy en día es muy difícil encontrar a alguien dispuesto a admitir que son descendientes de Vhangona. Esto se debe al hecho de que los conquistadores despreciaron a Vhangona y los etiquetaron como hechiceros. Por lo tanto, fue una vergüenza reclamar la herencia Ngona, y casi todos comenzaron a identificarse como Muvenda. Pero la mayoría de Vhavenda son Vhangona. La mayoría de las personas con herencia Ngona pueden identificarse por los nombres y apellidos de su clan que comienzan con el prefijo "Ne" (como Nevondo, Nenzhelele, Nedzanani, Nevhutalu, Nemadzivhanani, Neluvhola, Neluonde, Netshitenzhe, Nengwekhulu, Netsianda, etc.) y "Ra" (como Ratshikuni, Raphalalani, Ramavu, Rambau, Ramaphosa, etc.). El prefijo "Ne" simplemente significa gobernante / propietario de. Por ejemplo, Neluvhola significa el gobernante / propietario de Luvhola. El prefijo "Ra" significa padre de. Por ejemplo, Ramaphosa significa el padre de Maphosa. La mayoría de los apellidos de Venda comienzan con "Ne" o "Ra".

7. Los líderes tradicionales de Vhangona dieron la bienvenida a los conquistadores y les rindieron homenaje. Diferentes líderes tradicionales de Vhangona continuaron ejerciendo autoridad sobre sus áreas de jurisdicción. Sin embargo, ahora estaban rindiendo tributo a un rey Singo. LA HISTORIA DE SINGO Existen diferentes versiones de la historia oral de Singo. VERSIÓN 1 La primera versión dice que Tshilume (Ratshilumela) lideró al Singo de África Central. Según esta versión, Hwami sucedió a Tshilume. Hwami fue sucedido por su nieto Dimbanyika. Según esta tradición, Dimbanyika es quien cruzó el río Vhembe y se instaló en el valle de Nzhelele. Dimbanyika es también quien inició el proceso de subyugación de todos los grupos que encontraron en Venda. Por lo tanto, se le considera como el primer rey de los diversos clanes que se fusionaron para formar la nación Vhavenda. Dimbanyika fue sucedido por su hijo Bele, a quien se le dio el título de Bele-la-Mambo (hiena del Rey / Señor). El rey Bele fue asesinado más tarde por su primer ministro, Tshishonga, después de que los dos tuvieron un desacuerdo. El Reino se dividió en dos por un tiempo, pero Tshishonga se arrepintió e instaló a Dyambeu, el hermano menor de Bele, como el nuevo rey de la nación. Según esta versión, el rey Dyambeu dividió el reino en secciones gobernadas por sus hijos. Hizo esto para atrincherar y consolidar su hegemonía sobre toda la nación. Sus hijos fueron Ravhura, Raluswielo (Tshivhase), Rambuda y Phophi / Masindi (Thohoyandou). Ravhura fue enviado a Makonde mientras Raluswielo fue enviado a Dopeni. El Sumo Sacerdote, Gole Mphaphuli, se estableció en Tshitomboni y más tarde gobernó la tierra que se extendía desde Mbilwi hasta Madzivhanombe (actual Giyani) y Phafula (Phafuri). A Gole se le dio la responsabilidad de proteger el reino de los invasores del sureste.

8 El rey Dyambeu murió y el Primer Ministro, de la casa Vhandalamo, instaló al hijo menor de Dyambeu, Masindi, como nuevo rey de la nación. Se le dio el título de Thohoyandou (Cabeza de elefante). VERSIÓN 2 La segunda versión establece que el primer líder Singo fue Mutumbukavhathu y que se quedó en Victoria, Zimbabwe. Dejó Victoria y se instaló en la actual Bulawayo. Su hijo fue Bele-la-Mambo. Bele-la-Mambo fue sucedido por Tindima. Tindima fue sucedido por Dimbanyika, quien fue sucedido por Dyambeu. Dyambeu fue sucedido por Masindi, a quien se le dio el título de Thohoyandou. REY THOHOYANDOU Thohoyandou fue un gran rey que expandió el Reino de Vhavenda. Los datos recopilados por los holandeses en Delagoa Bay entre 1723 y 1730 indican que durante la época de Thohoyandou el Reino de Vhavenda se extendía desde el río Vhembe (Limpopo) en el norte hasta el río Crocodile en el sur. Este reino incluía personas que no hablaban Venda. Los Karanga de Zimbabwe estaban sujetos a él y los jefes Bapedi lo reconocieron como su soberano. La dominación Singo de Venda se afianzó durante el gobierno del rey Thohoyandou. La casa Ramabulana ocupaba el flanco suroeste de Venda con una base en Tshirululuni (actual ciudad de Makhado). La casa Ravhura ocupó el valle de Mutale con una base en Makonde. La casa Tshivhase ocupaba los flancos sureste con su base en Dopeni. El rey Thohoyandou fue el último rey de una Venda unida.

LA DESINTEGRACIÓN DE UN REINO UNIDO DE VHAVENDA

9: La tradición Singo dice que el rey Thohoyandou desapareció sin dejar rastro y se creía que regresó a Vhukalanga (Zimbabwe). Después de la desaparición del rey Thohoyandou, una de las fuentes de conflicto dentro de Vhavenda finalmente condujo a la división y desintegración del reino de Vhavenda. Esta fue la rivalidad dentro de la familia real por la sucesión al trono. Después de la muerte de un rey o jefe, Vhavenda era propenso al fraccionalismo. Esto a menudo resultó en una proliferación de jefaturas independientes y enfrentamientos violentos. La rivalidad que siguió a la muerte del rey Thohoyandou llevó a la división del reino de Venda en tres reinos diferentes y numerosos jefaturas independientes. Los tres reinos eran Ramabulana con su base en Tshirululuni (actual ciudad de Makhado), Tshivhase con su base en Dopeni y luego Phiphidi, y Ravhura con su base en Makonde. Las casas Mphaphuli y Rambuda más tarde se separaron de la casa Tshivhase y fundaron sus propias dinastías con sus bases en Tshitomboni y Dzimauli respectivamente. Los historiadores creen que la geografía de Venda no estaba a favor de la unidad y que la tentación de las casas Ravhura y Tshivhase de convertir la autonomía en independencia debe haber sido demasiado fuerte. Los gobernantes de Singo habían tratado de contrarrestar la tentación favoreciendo a ciertas casas que no podían suceder al título supremo, como Ndalamo y Mphaphuli. Los hijos de Thohoyandou fueron Mandiwana, Munzhedzi y Ratombo. Munzhedzi se convirtió en el nuevo rey de Ha-Ramabulana y gobernó desde Tshirululuni. Mandiwana se instaló en el valle de Nzhelele, mientras que Ratombo se instaló en Ha-Ratombo en el valle de Luvuvhu. Tanto Mandiwana como Ratombo rindieron homenaje a su hermano, Munzhedzi. Raluswielo, el hermano de Thohoyandou, también conocido como Tshivhasa Midiyavhathu, estableció una dinastía conocida como Ha-Tshivhasa. No está claro cuándo la casa Mphaphuli se separó de la casa Tshivhase. Sin embargo, es importante mencionar que los Mphaphulis discuten que alguna vez fueron gobernados por los Tshivhases, mientras que los Tshivhases insisten en que los Mphaphulis solían arrear su ganado. Ravhura estableció su dinastía en el valle de Mutale con su base en Makonde. Sin embargo, no está claro si el Vhandalamo de Ha-Tshikundamalema y Vhalembethu de Ha-Mutele y Thulamela estaban bajo Ravhura. Hoy Makonde es parte de Ha-Tshivhasa. PATRIA DE VENDA La Ley de Asuntos Nativos, No 23 de 1920 dispuso el establecimiento de

Es bajo este trasfondo que Nuestro antepasado conocido sólo como Tshiguvho-Netsianda estaba entre los descendientes de Vhangona, que se había asentado en el valle montañoso de la aldea de Tsianda. La tradición oral dice que Tshiguvho viajó al norte en busca de pastos más verdes, dejando a sus hermanos y se estableció a lo largo de la cuenca del río Vhembe (Zhovhe).

Con él se creía que su esposa era de VHAHA MUTELE.

Desconocido para nosotros es el clima que ya tenía hijos o nacieron aquí.

y la única línea de tiempo lógica de la migración de Tshiguvho sería alrededor de las 18:50

Tshiguvho Tshanyamapapa Tsholingana mune watsho, otros dicen Tshiguvho

Tshafungiso Ndi Dzina Lopfumbaho ​​la Mukalaha Vho ​​Tshiguvho.

Se cree que fue un seguidor de la tradición de Venda, My Source (Philiph Singale)

Siempre dijo que era un hombre de complexión media que siempre estaba al lado de su tambor, que bailaría

al ritmo del tambor vhatshiko renda & gt & gt & gt & gt & gt & gt & gt


Mapungubwe es el primer parque nacional dedicado a un momento exclusivamente africano que celebra una historia que alguna vez fue negada o descartada. Pero se trata de algo más que de política.

Mapungubwe está demostrando ser popular porque es un lugar fantástico para visitar. El paisaje es inusual y distintivo. Los campamentos de descanso son sobresalientes. Y el parque también contiene los tres importantes sitios arqueológicos de Mapungubwe Hill, K2 y Schroda.


Instituto Mapungubwe: Homenaje a Nelson Rolihlahla Mandela

El atributo de un gran liderazgo es la capacidad de seguir e inspirar a la vez. Su castigo concomitante es la pérdida del yo privado: convertirse, a menudo por defecto y a veces por diseño, en propiedad común.

Algunos se deslizan cómodamente ante este desafío de liderazgo. Montan la ola en perfecta armonía con la marea. Se entregan a la gloria del poder y la autoridad. Así se crean mitos a su alrededor.

Otros sufren la incomodidad de la simulación. Por tanto, buscan crear artificialmente sus propios mitos.

Los estilos individuales de liderazgo durante milenios han reflejado el delicado equilibrio entre estos extremos. Donde se logra un equilibrio perfecto en el medio, surge un buen líder, capaz de llevar a una nación a nuevas alturas, pero no necesariamente destacable en la conciencia pública como "hacedor de historia".

La marca de la grandeza es el desequilibrio, la imperfección y la singularidad.

El siglo XX ha engendrado muchos líderes, a través de las divisiones políticas, que seguirán siendo nombres familiares en los milenios futuros. De diversas formas, se enfrentaron a los extremos de la comodidad y la incomodidad en el liderazgo y, por comisión u omisión, surgieron mitos a su alrededor. Entre ellos destacan Vladimir Lenin, Sir Winston Churchill, Franklin Roosevelt, Mao Ze Dong, Mahatma Gandhi, Ho Chi Minh, Che Guevara, Nkwame Nkrumah, JF Kennedy, Abdel Nasser y Martin Luther King.

¿Dónde encaja Nelson Mandela entre todos estos? Al igual que con algunos de ellos, fue reverenciado y, sin embargo, no temido. Fue amado y adorado, a veces y de manera única, precisamente por sus debilidades.

El mito perduró hasta el final y, a fuerza de la adulación masiva, Nelson Mandela murió como un santo en una edad avanzada.

Con él, no fue lo que pudo haber sido, ni lo que inicialmente fue, sino lo que perduró hasta el final: ese imponente joven de estirpe campesino ese activista petulante y desafiante en el que el Congreso Nacional Africano y rsquo (ANC) colectivo de jóvenes líderes de La década de 1940 vio cualidades de liderazgo que perfeccionaron en ese famoso prisionero que se revolcaba en la gloria afortunada de una desgracia que el negociador y reconciliador, ese gerente de una transición molesta y ese jubilado, sentían aún más asombro y asombro.

Algunos de nosotros habíamos angustiado por las implicaciones, para una figura pública, de todas las cosas terribles que vienen con la vejez: las líneas esponjosas, las anécdotas repetidas palabra por palabra a la misma audiencia, la memoria a corto plazo en retirada, el peligro de megalomanía y ndash todas las cosas legendarias entre aquellos que se aferran a los cargos públicos, especialmente en la vejez.

Y así volvemos a las palabras del pensionista & rsquos en junio de 2004, cuando finalmente "se retiró un poco de la semi-jubilación": & ldquo & hellip tuve tan pocas oportunidades para leer, pensar y reflexionar tranquilamente después de mi liberación & rdquo Más por lo que no se dijo, que más allá de cierta línea, la capacidad de satisfacer el llamado del deber público se desvanece, y el propio Mandela lo reconoció y buscó la tranquila soledad en la comodidad, por fin, del espacio privado.

Sería una simplificación excesiva afirmar que los momentos gloriosos de la historia engendran líderes de buen tono y los momentos en los que las masas descienden a un trance de autodestrucción dan a luz a tiranos.

Los líderes que se encuentran a caballo entre estos dos extremos de la conciencia de masas y muestran una cualidad que da significado a la palabra, "ldquohumanidad", están destinados a estar muy por encima de sus pares.

Nelson Mandela vivió momentos que se prestaron a la gloria y la histeria de masas: por ejemplo, el triunfo de 1994 por un lado y por el otro, Sharpeville, Soweto y Boipatong, que se prestaron a la tentación: dejar que la masacre engendre masacre en masa. !

A cada paso, la grandeza brillaba. Hablaba tanto de la meticulosidad sobre el resultado como de los métodos utilizados para lograrlo.

Mandela caminó por la era de los grandes, creada por las circunstancias de la historia: los comandantes en una Guerra Mundial, los líderes guerrilleros en las luchas de liberación, los símbolos de la independencia nacional, los Guerreros Fríos y el infierno.

Pero si la historia hace líderes, ¿cómo entonces explicamos el hecho de que ninguna de estas circunstancias se expresó de forma pronunciada en la lucha sudafricana y en la vida de Mandela & rsquos?

Quizás sea de la confluencia de las cosas humanas que la lucha sudafricana engendró o tomó prestada y ndash, como el no racismo, el no sexismo, la preocupación por la totalidad de la condición humana, los problemas ambientales, etc. grandeza. Estas son las cosas que su gente se esfuerza por representar cosas que su movimiento ha defendido cosas que el mundo abraza mientras lucha por descubrir su humanidad.

Se destaca por haber sido el último en enterrar el cadáver de la dominación colonial europea en África, el primero en elevarse al mundo durante los realineamientos geopolíticos que caracterizaron el fin de la Guerra Fría, el símbolo de un estado democrático e inclusivo emergente en una era de los movimientos sociales emergentes un icono global en una época de globalización.

Se ha escrito prosa y se han compuesto cantos fúnebres sobre su papel en la reconciliación de una nación dividida. ¿No nos atrevemos a plantear la pregunta, sin embargo, si esto no ha sido remodelado y simplificado en exceso en la pelusa de la magia y el milagro? Porque contenidas en los atributos que incrustó en la psique sudafricana estaban la cualidad gandhiana de simple humanidad, el tacto leninista para manejar un momento revolucionario de autoridad política cambiando de manos y un toque kennediano para hacer que pareciera tan eminentemente razonable. Y no lo olvidemos, para él era un deber solemne unir "construcción de nación y reconciliación" con "reconstrucción y desarrollo".

Mandela fue agasajado por reyes y reinas. Presidentes, primeros ministros y ejecutivos de conglomerados valoraban tanto el contenido de los intercambios con él como el halo de asociación personal. Sin embargo, lo que cubrió la reverencia de los poderosos fue la efusión de adulación por parte de la gente común, jóvenes y viejos, hombres y mujeres, blancos y negros en todos los países del mundo, a quienes, por su mera presencia, parecía responder a la pregunta: ¿De qué se trata la vida?

Hasta qué punto la nebulosa vacilación de la causa de la justicia social en la era de la globalización impactó en su descripción y quizás en su propio pensamiento, es una cuestión de conjetura.

Pero lo que sí podemos decir con seguridad es que Mandela fue representante de un orden humano aún por nacer y que a su vez creció en estatura al abrazar personalmente esa causa a la que el siglo XXI no puede dejar de dedicarse, incluida la promoción de la verdadera felicidad de los niños y rsquos. y la lucha contra el VIH y el SIDA. Es el símbolo arquetípico de los asuntos pendientes, un hijo del siglo XX y un abuelo del XXI.

Quizás Mandela fue un líder nato. Sin embargo, ¿nació para ser un buen líder?

Fue tanto su carácter como los caprichos del destino los que conspiraron para legar a nuestra sociedad y al mundo el icono. En su juventud, bebió con más entusiasmo que la mayoría de los relatos de dolor y heroísmo de la historia oral y la educación misionera. Se escapó de la monotonía de la vida rural en busca de aventuras de vida y rsquos en la metrópolis urbana.

Por sus cualidades de liderazgo, fácilmente podría haber aterrizado a la cabeza de las notorias bandas criminales del municipio de Alexandra o acobardado lastimosamente como un títere en los gobiernos de juguete del apartheid y rsquos Bantustan. Pero la crianza y el destino lo colocaron en el grupo apasionado y con conciencia social del joven Walter Sisulu, Oliver Tambo, Anton Lembede, Yusuf Dadoo, Lillian Ngoyi, Ashby P. Mda, Bram Fischer, Helen Joseph y otros.

These leaders saw in Mandela that fine blend of ambition, empathy for the underdog, pride, arrogance, magnetism and discipline. Mandela has mused about how the patience and intellectualism of the Sisulus and Tambos sometimes irritated him. From their perspective, what they saw in him was the ability to translate the fine art of theory into practical programmes for national emancipation.

In essence, he was a great leader because he was a great follower. It does not diminish his stature to reveal that the greatest of his speeches, including at the Rivonia Trial, on the day of his release in 1990, the Presidential inauguration in 1994 and subsequent opening of the first democratic Parliament, the 1994 OAU Summit, the Joint Houses of Parliament of the UK in 1996, and the US Congress in 1994, were the product of collective effort.

And yet you had to listen to him speak ex tempore about such issues of the heart as what the struggle meant to him and his family, how he decided to initiate negotiations from his prison cell and on the meaning of personal integrity, that tears would easily roll down your cheeks.

Among the seminal spontaneous ones is his speech live on TV at the CODESA talks in 1991, when he decided to respond in very strong terms to a chiding by then-President FW de Klerk on the issue of armed struggle. Spontaneous mass celebrations erupted in Soweto and townships across the country immediately after the speech. In the order of things, many identify that moment as the tipping of psychological self-assertion in mass consciousness among Black South Africans, just as the speech on Chris Hani&rsquos assassination was the tipping of sovereign authority. And, in both instances, Mandela knew this.

If some of his peers in the leadership of the ANC were theoreticians and strategists, Mandela was a tactician par excellence. He knew how to gauge and respond to the mood of the people and to important turning points in history, but to do so in a responsible fashion.

If his comrades were experts in outlining broad responses to particular circumstances, he was the paragon of organisation. The ANC street-level organisational M-Plan of the 1950s, to quote one example, bore the hallmarks of Mandela the organiser.

Then there is his legendary stoicism, about which reams have been written.

A minor personal experience was an instance on a trip from Durban to Pretoria sometime in 1994, when the Presidential plane suddenly lost pressure and the oxygen masks popped out. The pilots announced their assurances about everything being under control, that we had to fly low, and so on and so on.

Most of us went ashen and all kinds of images started to float in our heads about life and death. Mandela was his inscrutable self, continuing with a conversation that, gripped by terror, the few of us seating in the front seats could hear but nary a word of which we can today remember.

It is because of a combination of all these attributes that, in this era of exalted public relations and cultivation of personal image, Mandela comfortably and consistently performed with distinction, with virtually no professional help.

If there is anything that marks the measure of Mandela&rsquos genius, it was his mastery of human relations. Names of acquaintances and distant associates rolled off his lips with ease. His expression of affection and empathy were truly genuine. From him, one felt the sense of being valued and the confidence of valuing oneself.

In this regard, he was a master-politician. He knew what pleases individuals and communities and how to knead that into positive energy. He could as easily help salve a troubled conscience as he would rebuke when the need arose. And when his anger boiled over, he could inflict pain with devastating effect.

Part of the public persona, it is true, was a product of his own self-discipline. He was quick to arrest within himself the folly of destructive fury. That he hardly put a foot wrong was a product as much of his ability to take collective advice, as it was a consequence of careful self-grooming. He was conscious of the qualities that made him tower above the rest, and he systematically strove to satisfy public expectations.

Greatness in leadership contains within it the punishment of isolation. The comfort of an ear to listen and a shoulder to unload private feelings stand any individual, no matter how great, in good stead. Thus leaders such as these suffer personal pain more than others because the public and the private so fuse that the façade of calm has to be maintained even in absolutely stressful circumstances.

The tragedy of his personal life aside, what we can celebrate is that he found even more happiness in his last years, and he savoured it to the full. Above all, there was the community &ndash the people of South Africa and the ANC &ndash which nurtured him, because it knew he had become common property, the symbol of its very self.

And so the body of staid gait and mien lies motionless, still towering in the imagery but prostrate and hapless in the stillness of deathly silence. It exudes the permanent injunction for us to do good, to be honest, to be ethical &hellip in the knowledge that, in his own words, saints are sinners who keep trying.

By dint of circumstance, Nelson Mandela fought no major wars. By design of principle, he enjoyed no exaltations of a conqueror. But there, in the humane bequest of unfinished business for a new century resides the greatness of Madiba. His fame and power are founded on their own strength, the strength of humanity searching for a better life.

Behold, a Black Star has risen, and it continues to rise. And a continent can, at last, once more shed its own light.


Grade 6 - Term 1: Kingdoms of southern Africa: Mapungubwe, Thulamela and Great Zimbabwe

This topic describes the history of the southern African kingdoms of Mapungubwe, Thulamela and Great Zimbabwe with a special look at how they were organised and the role played by cattle, gold and ivory in these societies.

During the early days of the last millennium several great Iron Age kingdoms existed in southern Africa. Thulamela, Mapungubwe and Great Zimbabwe were all established as centres of agriculture, but developed into trading nations, exchanging goods with Arab and Portuguese merchants through East African harbours. Cattle, ivory and gold were important trading goods and key to the survival of these kingdoms.

We are first going to examine what an ‘Iron Age Kingdom’ is. We will then look at each of the three Kingdoms (Thulamela, Mapungubwe and Great Zimbabwe) individually.

Note: Some grade 6 sections are under construction and still link to old content. Also note, there may be minor changes to the curriculum from year to year, teachers always check with your Curriculum Advisor and students, check with your teacher.


¡Descargar ahora!

Le hemos facilitado la búsqueda de libros electrónicos en PDF sin tener que buscar. And by having access to our ebooks online or by storing it on your computer, you have convenient answers with The Sculptors Of Mapungubwe By Zakes Mda Pdf. To get started finding The Sculptors Of Mapungubwe By Zakes Mda Pdf, you are right to find our website which has a comprehensive collection of manuals listed.
Nuestra biblioteca es la más grande de estas que tiene literalmente cientos de miles de productos diferentes representados.

Finally I get this ebook, thanks for all these The Sculptors Of Mapungubwe By Zakes Mda Pdf I can get now!

No pensé que esto funcionaría, mi mejor amigo me mostró este sitio web, ¡y funciona! Obtengo mi eBook más buscado

¡¿Qué es este gran libro electrónico gratis ?!

¡Mis amigos están tan enojados que no saben cómo tengo todos los libros electrónicos de alta calidad que ellos no saben!

Es muy fácil obtener libros electrónicos de calidad)

tantos sitios falsos. este es el primero que funcionó! Muchas gracias

wtffff no entiendo esto!

Simplemente seleccione su botón de clic y luego descargar, y complete una oferta para comenzar a descargar el libro electrónico. Si hay una encuesta, solo toma 5 minutos, pruebe cualquier encuesta que funcione para usted.


Zuma sacked

2005 June - President Mbeki sacks his deputy, Jacob Zuma, in the aftermath of a corruption case.

2005 August - Around 100,000 gold miners strike over pay, bringing the industry to a standstill.

2006 May - Former deputy president Jacob Zuma is acquitted of rape charges by the High Court in Johannesburg. He is reinstated as deputy leader of the governing African National Congress.

2006 June - Chinese Premier Wen Jiabao visits and promises to limit clothing exports to help South Africa's ailing textile industry.

2006 September - Corruption charges against former deputy president Zuma are dismissed, boosting his bid for the presidency.

2006 December - South Africa becomes the first African country, and the fifth in the world, to allow same-sex unions.

2007 April - President Mbeki, often accused of turning a blind eye to crime, urges South Africans to join forces to bring rapists, drug dealers and corrupt officials to justice.

2007 May - Cape Town mayor Helen Zille is elected as new leader of the main opposition Democratic Alliance (DA).


Terminando

Mapungubwe is more than a plateau in a far corner of South Africa. It is the first royal city of international reach within the borders of the nation. At present, a large fraction of the visitors to Mapungubwe are domestic visitors. This may reflect that several groups of South African perceive themselves to be the descendants of this civilization. It is my hope, though, that more of the international community comes to see this civilization as one of importance. While the archaeological site is quite a distance from the main tourist districts of South Africa, the museum of its artifacts is in the heart of Pretoria, well within reach of many guests of this country. I look forward to seeing it myself!


Ver el vídeo: Cronología de Mesopotamia (Agosto 2022).