Podcasts de historia

La vida de un arqueólogo peruano está amenazada por Caral-Chupacigarro

La vida de un arqueólogo peruano está amenazada por Caral-Chupacigarro


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Un arqueólogo peruano de 73 años recibió un disparo en el pecho. Y ahora está recibiendo amenazas de muerte, mientras lucha por defender Caral-Chupacigarro, la ciudad más antigua de Estados Unidos, de una banda criminal violenta. Caral-Chupacigarro es un asentamiento de la civilización Norte Chico de casi 5000 años de antigüedad ubicado a 200 kilómetros (120 millas) al norte de Lima, en una terraza desértica seca con vista al valle del río Supe en la provincia de Barranca en el actual Perú. El sitio, que data del 2627 a. C., es "la ciudad más antigua de Estados Unidos". Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2009 d.C. Sin embargo, en la primavera de 2020 d.C., una familia de "ocupantes ilegales" reclamó derechos sobre la tierra y comenzaron a destruir tesoros arqueológicos para construir nuevas viviendas.

La batalla por Caral-Chupacigarro, la ciudad más antigua de Estados Unidos

La arqueóloga peruana Ruth Shady, de 73 años, descubrió el antiguo asentamiento de Caral-Chupacigarro en 1994 y en 1996 d.C. En cooperación con la National Geographic Society, su Proyecto Arqueológico Caral excavó la ciudad antigua. Ella fue incluida en la lista de las 100 mujeres de la BBC el año pasado después de que le dispararan en el pecho defendiendo a Caral-Chupacigarro de los ocupantes ilegales. Ahora, la familia de ocupantes ilegales afirma que las ruinas de casi 5.000 años de antigüedad les fueron entregadas en la década de 1970 d.C., durante la reforma agraria de Perú bajo una dictadura militar de izquierda.

  • La ciudad piramidal de Caral, de 5.000 años de antigüedad
  • Artefactos únicos arrojan luz sobre la vida cotidiana en la ciudad de Caral, de 5.000 años de antigüedad
  • Estatuas de 3.800 años de antigüedad de la civilización Caral avanzada encontradas en Perú

Shady, incluso después de recibir un disparo, se mantiene firme. Un artículo en El guardián cita al arqueólogo diciendo: “Ellos (los criminales) no tienen un solo título de propiedad. El dueño de la tierra es el estado peruano ”. Durante los cierres de Covid-19 de 2020, Shady se enteró de que los ocupantes ilegales habían realizado nueve "invasiones" en el complejo arqueológico de 626 hectáreas (1,546 acres) de Caral.

Resultó que en julio pasado una excavadora derribó antiguas paredes de adobe y rompió cientos de cerámicas antiguas y tumbas que contenían momias. Cuando Shady denunció esto a la policía peruana, asistieron al lugar y detuvieron la destrucción, pero ella comenzó a recibir amenazas verbales de muerte por teléfono. Además, se enviaron mensajes de texto a varios trabajadores en el sitio arqueológico amenazándolos con retroceder, o de lo contrario ...

La eminente arqueóloga peruana Ruth Shady que ha sido amenazada por sus intentos de proteger el sitio Caral-Chupacigarro. ( Zona Caral )

En Caral-Chupacigarro, los “ocupantes ilegales” son criminales violentos

La palabra okupa trae consigo imágenes de gente indefensa, que tal vez por las fatigas de la vida lo perdieron todo y sin ningún lugar a donde ir terminan poblando edificios abandonados y espacios públicos. ¿Derecha? Bueno, no en este caso. Estos ocupantes ilegales son una pandilla de criminales violentos que fueron lo suficientemente audaces como para llamar al abogado que trabaja para el antiguo sitio y amenazar con matarlos a él y a Shady y enterrarlos “a cinco metros bajo tierra”, dijo Shady.

Si alguno de ustedes piensa que tal vez haya otro lado de esta historia, y que tal vez los ocupantes ilegales tengan un reclamo legal sobre el territorio debatido, entonces está a punto de convertirse. Envenenaron al perro de Shady. Sí. Mataron a su perro, amigos. Es más, mientras la arqueóloga estaba de duelo, le enviaron un mensaje de texto amenazándola con un destino similar. ¿Ver ahora? Estos “ocupantes ilegales” son en realidad unos gángsteres deplorables que utilizan la violencia como herramienta en su colonización de una antigua tierra sagrada, en busca de riqueza.

Las personas que amenazan a Ruth Shady y el sitio Caral-Chupacigarro están motivadas por la codicia, ya que los precios de la tierra en el área aumentaron en un 1000 por ciento en los últimos 10 años. ( Zona Caral )

Siga siempre el rastro del dinero ...

El sitio arqueológico está rodeado por una zona de amortiguamiento de 56 millas cuadradas (145 kilómetros cuadrados) y los precios de la tierra que rodean Caral-Chupacigarro se han disparado en la última década de alrededor de $ 5,000 (4,000 euros) por hectárea (2.5 acres) a la misma cantidad como $ 50.000 (40.000 euros) por hectárea. Y ahí está la razón por la que los “urbanizadores” quieren ver a Shady en una caja a “cinco metros” bajo tierra, en sus propias palabras.

Sin embargo, las últimas amenazas de muerte hechas a Shady y su equipo podrían haberse evitado si en diciembre de 2020 AD un fiscal local y funcionarios gubernamentales no hubieran fallado u olvidado dar las órdenes apropiadas para detener a la banda criminal que arrasa la ciudad antigua. aparte. Este tipo de fallas y errores ocurren con frecuencia en América del Sur, especialmente cuando se están desarrollando valiosas tierras indígenas. Posiblemente no podría pensar por qué. Pero tal vez puedas solucionarlo.

La destrucción de Caral-Chupacigarro es un acto monstruoso como la quema de libros en Alejandría o el daño intencional de abadías y catedrales durante la Reforma Protestante. ( jcfotografo / Adobe Stock)

La destrucción de Caral-Chupacigarro es un acto monstruoso

Alejémonos del calor de este artículo por un momento y pongamos lo que se está desarrollando en Perú en una perspectiva histórica. Si bien para muchos, esta es "solo otra" historia de vandalismo arqueológico, nunca debemos volvernos insensibles a este tipo de situaciones. Sin una pizca de exageración, o color periodístico, en absoluto, si la ciudad más antigua de América es destruida por estos bandidos, con fines de lucro, será recordada como la quema de la Gran Biblioteca de Alejandría en 2020 d.C., o tal vez la destrucción de la Gran Biblioteca de Alejandría. abadías y catedrales durante la Reforma protestante europea.

Ruth Shady fue incluida en el 2020 AD Lista de las 100 mujeres de la BBC , pero es una lástima que no haya sido incluida también en el 2020 Time Lista de las 100 personas más influyentes . La mujer recibió una bala. Y ahora está recibiendo amenazas de muerte, todo para salvar la "ciudad más antigua de América". En mi libro, Shady debería recibir una capa con "SA" impreso en su pecho, sobre su herida de bala, por "Super Arqueólogo".


Parece que hubo santuarios aquí desde una fecha muy temprana y el poeta griego Homero hace referencia a la isla, quien nació en algún momento entre los siglos XII y VIII a. C.

La isla, que estaba cerca de la antigua Tracia, fue influenciada por una variedad de otras culturas. Muchas de las deidades que fueron adoradas aquí eran los dioses de la tierra y del subsuelo. Aunque no hay evidencia concluyente que identifique a todas las deidades que fueron honradas, eran diferentes de los olímpicos adorados en otras partes de Grecia. Lo que se sabe es que una Gran Madre fue adorada e identificada con otras diosas, incluida una diosa madre troyana.

Nike de Samotracia, diosa de la victoria, en exhibición en el museo del Louvre París ( fiore26 / Adobe Stock)

Dos de las deidades veneradas en Samotracia eran Axiokersos y Axiokersa, dioses de la fertilidad, que a veces se identifican con Hades y Perséfone. Lo más probable es que los santuarios no solo fueran un lugar de culto panhelénico, sino que también fueran sagrados para otras culturas, probablemente la razón de los muchos cultos inusuales que se celebran aquí. Cualquiera podía adorar en Samotracia después de seguir las órdenes de una sacerdotisa principal o profetisa conocida como Sibila, una mujer en la antigüedad que se pensaba que pronunciaba las profecías de un dios. Cada año se celebraba un festival anual que presentaba una parábola sagrada del viaje del alma al otro mundo. A diferencia de otras religiones de misterio que eran elitistas, esta estaba abierta a todos, independientemente de su origen étnico.

La misteriosa religión que se practicaba en el lugar les dio a los iniciados un conocimiento secreto que les ayudó a conseguir el favor de los dioses e incluso la salvación. Se sabe muy poco sobre este antiguo culto. Entre los famosos iniciados se encontraba el historiador Herodoto, quien dejó algunas pistas sobre la naturaleza de los misterios.

El complejo del templo en Samotracia, conocido como Santuario de los Grandes Dioses, era una entidad política autónoma e independiente de la cercana ciudad de Paleopoli. Incluso envió a sus embajadores a otras ciudades-estado de Grecia.

Fundación de la Rotonda Arsinoé y fragmento de la advocación (Marsyas / CC BY-SA 3.0 )

En la era helenística, varios monarcas macedonios patrocinaban los templos de Samotracia. Pasaron generosamente en el sitio y se expandió enormemente durante la era helenística. Según algunos historiadores, se convirtió en un santuario nacional macedonio.

La isla fue el último bastión de Perseo después de su derrota ante los romanos en el siglo II d.C. Los santuarios y templos continuaron floreciendo bajo el dominio de Roma hasta que Teodosio el Grande, emperador romano del 379 al 395, cerró el complejo en el siglo IV d.C. y cayó en desuso. El sitio fascinó a los historiadores por sus misteriosos rituales y cultos y fue excavado por primera vez en el siglo XIX, durante este tiempo se desenterró la famosa estatua de Nike de Samotracia. El sitio es ahora un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO.


Contenido

Primeras instancias de arqueología Editar

En la antigua Mesopotamia, un depósito fundamental del gobernante del Imperio acadio Naram-Sin (gobernado alrededor del año 2200 a. C.) fue descubierto y analizado por el rey Nabonido, alrededor del año 550 a. C., quien por lo tanto es conocido como el primer arqueólogo. [9] [10] [11] No solo dirigió las primeras excavaciones que iban a encontrar los depósitos de los cimientos de los templos de Šamaš el dios sol, la diosa guerrera Anunitu (ambos ubicados en Sippar), y el santuario que Naram- Sin construyó para el dios de la luna, ubicado en Harran, pero también los devolvió a su antigua gloria. [9] También fue el primero en fechar un artefacto arqueológico en su intento de fechar el templo de Naram-Sin durante su búsqueda. [12] A pesar de que su estimación era inexacta en unos 1.500 años, seguía siendo muy buena teniendo en cuenta la falta de tecnología de datación precisa en ese momento. [9] [12] [10]

Anticuarios Editar

La ciencia de la arqueología (del griego ἀρχαιολογία, archaiología de ἀρχαῖος, Arkhaios, "antiguo" y -λογία, -logía, "-logía") [13] surgió del antiguo estudio multidisciplinario conocido como anticuario. Los anticuarios estudiaron historia con especial atención a los artefactos y manuscritos antiguos, así como a los sitios históricos. El anticuario se centró en la evidencia empírica que existía para la comprensión del pasado, encapsulada en el lema del anticuario del siglo XVIII, Sir Richard Colt Hoare, "Hablamos de hechos, no de teoría". Los pasos provisionales hacia la sistematización de la arqueología como ciencia tuvieron lugar durante la era de la Ilustración en Europa en los siglos XVII y XVIII. [14]

En la China imperial durante la dinastía Song (960-1279), figuras como Ouyang Xiu [15] y Zhao Mingcheng establecieron la tradición de la epigrafía china investigando, preservando y analizando antiguas inscripciones chinas de bronce de los períodos Shang y Zhou. [16] [17] [18] En su libro publicado en 1088, Shen Kuo criticó a los eruditos chinos contemporáneos por atribuir vasijas de bronce antiguas como creaciones de sabios famosos en lugar de artesanos plebeyos, y por intentar revivirlos para uso ritual sin discernir su original funcionalidad y finalidad de fabricación. [19] Tales actividades anticuarias se desvanecieron después del período Song, fueron revividas en el siglo XVII durante la dinastía Qing, pero siempre se consideraron una rama de la historiografía china en lugar de una disciplina separada de la arqueología. [20] [21]

En la Europa del Renacimiento, el interés filosófico por los restos de la civilización grecorromana y el redescubrimiento de la cultura clásica comenzó a finales de la Edad Media. Flavio Biondo, un historiador humanista del Renacimiento italiano, creó una guía sistemática de las ruinas y la topografía de la antigua Roma a principios del siglo XV, por lo que ha sido llamado uno de los primeros fundadores de la arqueología. Los anticuarios del siglo XVI, incluidos John Leland y William Camden, realizaron estudios de la campiña inglesa, dibujando, describiendo e interpretando los monumentos que encontraron.

El OED cita por primera vez "arqueólogo" a partir de 1824, que pronto se convirtió en el término habitual para una de las principales ramas de la actividad anticuaria. "Arqueología", desde 1607 en adelante, inicialmente significaba lo que llamaríamos "historia antigua" en general, con el sentido moderno más estrecho visto por primera vez en 1837.

Primeras excavaciones Editar

Uno de los primeros sitios en someterse a excavaciones arqueológicas fue Stonehenge y otros monumentos megalíticos en Inglaterra. John Aubrey (1626–1697) fue un arqueólogo pionero que registró numerosos monumentos de campo megalíticos y de otro tipo en el sur de Inglaterra. También se adelantó a su tiempo en el análisis de sus hallazgos. Intentó trazar la evolución estilística cronológica de la escritura a mano, la arquitectura medieval, el vestuario y las formas de los escudos. [22]

El ingeniero militar español Roque Joaquín de Alcubierre también llevó a cabo excavaciones en las antiguas ciudades de Pompeya y Herculano, ambas cubiertas por cenizas durante la erupción del Vesubio en el 79 d.C. Estas excavaciones comenzaron en 1748 en Pompeya, mientras que en Herculano comenzaron en 1738. El descubrimiento de ciudades enteras, con utensilios e incluso formas humanas, así como el descubrimiento de frescos, tuvo un gran impacto en toda Europa.

Sin embargo, antes del desarrollo de las técnicas modernas, las excavaciones tendían a ser fortuitas y se pasaba por alto la importancia de conceptos como la estratificación y el contexto. [23]

Desarrollo del método arqueológico Editar

El padre de la excavación arqueológica fue William Cunnington (1754-1810). Realizó excavaciones en Wiltshire alrededor de 1798, [24] financiadas por Sir Richard Colt Hoare. Cunnington hizo grabaciones meticulosas de túmulos neolíticos y de la Edad del Bronce, y los arqueólogos todavía usan los términos que usó para categorizarlos y describirlos. [25]

Uno de los principales logros de la arqueología del siglo XIX fue el desarrollo de la estratigrafía. La idea de estratos superpuestos que se remontan a períodos sucesivos se tomó prestada del nuevo trabajo geológico y paleontológico de académicos como William Smith, James Hutton y Charles Lyell. La aplicación de la estratigrafía a la arqueología tuvo lugar por primera vez con las excavaciones de sitios prehistóricos y de la Edad del Bronce. En la tercera y cuarta décadas del siglo XIX, arqueólogos como Jacques Boucher de Perthes y Christian Jürgensen Thomsen comenzaron a poner los artefactos que habían encontrado en orden cronológico.

Una figura importante en el desarrollo de la arqueología hacia una ciencia rigurosa fue el oficial del ejército y etnólogo, Augustus Pitt Rivers, [26] quien comenzó las excavaciones en su tierra en Inglaterra en la década de 1880. Su enfoque fue muy metódico para los estándares de la época, y es ampliamente considerado como el primer arqueólogo científico. Ordenó sus artefactos por tipo o "tipológicamente, y dentro de los tipos por fecha o" cronológicamente ". Este estilo de disposición, diseñado para resaltar las tendencias evolutivas en los artefactos humanos, fue de enorme importancia para la datación precisa de los objetos. Su más importante innovación metodológica fue su insistencia en que todos Se recopilarán y catalogarán artefactos, no solo hermosos o únicos. [27]

William Flinders Petrie es otro hombre que legítimamente puede ser llamado el padre de la arqueología. Su minucioso registro y estudio de artefactos, tanto en Egipto como más tarde en Palestina, estableció muchas de las ideas detrás de los registros arqueológicos modernos y comentó que "creo que la verdadera línea de investigación radica en notar y comparar los detalles más pequeños". Petrie desarrolló el sistema de datación por capas basado en cerámica y hallazgos cerámicos, que revolucionó la base cronológica de la egiptología. Petrie fue el primero en investigar científicamente la Gran Pirámide en Egipto durante la década de 1880. [28] También fue responsable de asesorar y capacitar a toda una generación de egiptólogos, incluido Howard Carter, quien alcanzó la fama con el descubrimiento de la tumba del faraón Tutankamón del siglo XIV a. C.

La primera excavación estratigráfica que alcanzó gran popularidad entre el público fue la de Hissarlik, en el sitio de la antigua Troya, realizada por Heinrich Schliemann, Frank Calvert y Wilhelm Dörpfeld en la década de 1870. Estos eruditos individualizaron nueve ciudades diferentes que se habían superpuesto entre sí, desde la prehistoria hasta el período helenístico. [29] Mientras tanto, el trabajo de Sir Arthur Evans en Knossos en Creta reveló la antigua existencia de una civilización minoica igualmente avanzada. [30]

La siguiente figura importante en el desarrollo de la arqueología fue Sir Mortimer Wheeler, cuyo enfoque altamente disciplinado de la excavación y cobertura sistemática en las décadas de 1920 y 1930 llevó la ciencia rápidamente. Wheeler desarrolló el sistema de excavación en cuadrícula, que fue mejorado aún más por su estudiante Kathleen Kenyon.

La arqueología se convirtió en una actividad profesional en la primera mitad del siglo XX, y se hizo posible estudiar arqueología como asignatura en universidades e incluso escuelas. A finales del siglo XX, casi todos los arqueólogos profesionales, al menos en los países desarrollados, eran graduados. La adaptación e innovación adicionales en arqueología continuaron en este período, cuando la arqueología marítima y la arqueología urbana se volvieron más frecuentes y la arqueología de rescate se desarrolló como resultado del creciente desarrollo comercial. [31]

El propósito de la arqueología es aprender más sobre las sociedades pasadas y el desarrollo de la raza humana. Más del 99% del desarrollo de la humanidad se ha producido en culturas prehistóricas, que no utilizaron la escritura, por lo que no existen registros escritos con fines de estudio. Sin estas fuentes escritas, la única forma de entender las sociedades prehistóricas es a través de la arqueología. Debido a que la arqueología es el estudio de la actividad humana pasada, se remonta a hace unos 2,5 millones de años cuando encontramos las primeras herramientas de piedra: la industria Oldowan. Muchos desarrollos importantes en la historia de la humanidad ocurrieron durante la prehistoria, como la evolución de la humanidad durante el período Paleolítico, cuando los homínidos se desarrollaron a partir de los australopitecinos en África y, finalmente, en los modernos. Homo sapiens. La arqueología también arroja luz sobre muchos de los avances tecnológicos de la humanidad, por ejemplo, la capacidad de usar el fuego, el desarrollo de herramientas de piedra, el descubrimiento de la metalurgia, los inicios de la religión y la creación de la agricultura. Sin la arqueología, poco o nada sabríamos sobre el uso de la cultura material por parte de la humanidad anterior a la escritura. [32]

Sin embargo, no solo las culturas prehistóricas y prealfabetizadas pueden estudiarse utilizando la arqueología, sino también las culturas históricas alfabetizadas, a través de la subdisciplina de la arqueología histórica. Para muchas culturas alfabetizadas, como la antigua Grecia y Mesopotamia, sus registros supervivientes suelen ser incompletos y sesgados hasta cierto punto.En muchas sociedades, la alfabetización se restringió a las clases de élite, como el clero o la burocracia de la corte o el templo. La alfabetización, incluso de los aristócratas, a veces se ha restringido a las escrituras y los contratos. Los intereses y la visión del mundo de las élites son a menudo bastante diferentes de las vidas y los intereses de la población. Es poco probable que los escritos producidos por personas más representativas de la población en general lleguen a las bibliotecas y se conserven allí para la posteridad. Por lo tanto, los registros escritos tienden a reflejar los prejuicios, las suposiciones, los valores culturales y posiblemente los engaños de una gama limitada de individuos, generalmente una pequeña fracción de la población en general. Por lo tanto, no se puede confiar en los registros escritos como fuente única. El registro material puede estar más cerca de una representación justa de la sociedad, aunque está sujeto a sus propios sesgos, como el sesgo de muestreo y la preservación diferencial. [33]

A menudo, la arqueología proporciona el único medio para conocer la existencia y los comportamientos de las personas del pasado. A lo largo de los milenios, muchos miles de culturas y sociedades y miles de millones de personas han ido y venido de las cuales hay pocos o ningún registro escrito o los registros existentes son tergiversables o incompletos. La escritura como se la conoce hoy no existió en la civilización humana hasta el cuarto milenio antes de Cristo, en un número relativamente pequeño de civilizaciones tecnológicamente avanzadas. A diferencia de, Homo sapiens ha existido durante al menos 200.000 años, y otras especies de Homo durante millones de años (ver Evolución humana). Estas civilizaciones son, no por casualidad, las más conocidas; están abiertas a la investigación de los historiadores durante siglos, mientras que el estudio de las culturas prehistóricas ha surgido solo recientemente. Incluso dentro de una civilización alfabetizada, muchos eventos y prácticas humanas importantes no se registran oficialmente. Cualquier conocimiento de los primeros años de la civilización humana (el desarrollo de la agricultura, las prácticas de culto de la religión popular, el surgimiento de las primeras ciudades) debe provenir de la arqueología.

Además de su importancia científica, los restos arqueológicos a veces tienen un significado político o cultural para los descendientes de las personas que los produjeron, un valor monetario para los coleccionistas o simplemente un fuerte atractivo estético. Mucha gente identifica la arqueología con la recuperación de tales tesoros estéticos, religiosos, políticos o económicos más que con la reconstrucción de sociedades pasadas.

Este punto de vista se apoya a menudo en obras de ficción popular, como En busca del arca perdida, La momia y Las minas del rey Salomón. Cuando estos temas poco realistas son tratados con más seriedad, las acusaciones de pseudociencia se dirigen invariablemente a sus proponentes. (ver Pseudoarqueología). Sin embargo, estos esfuerzos, reales y ficticios, no son representativos de la arqueología moderna.

Teoría Editar

No existe un enfoque único de la teoría arqueológica al que todos los arqueólogos se hayan adherido. Cuando la arqueología se desarrolló a fines del siglo XIX, el primer enfoque de la teoría arqueológica que se practicó fue el de la arqueología de historia cultural, que tenía el objetivo de explicar por qué las culturas cambiaron y se adaptaron en lugar de solo resaltar el hecho de que lo hicieron, enfatizando por lo tanto la historia histórica. particularismo. [34] A principios del siglo XX, muchos arqueólogos que estudiaron sociedades pasadas con vínculos directos continuos con las existentes (como las de los nativos americanos, siberianos, mesoamericanos, etc.) siguieron el enfoque histórico directo, compararon la continuidad entre el pasado y el contemporáneo. grupos étnicos y culturales. [34] En la década de 1960, surgió un movimiento arqueológico liderado en gran parte por arqueólogos estadounidenses como Lewis Binford y Kent Flannery que se rebeló contra la arqueología de la historia cultural establecida. [35] [36] Propusieron una "Nueva Arqueología", que sería más "científica" y "antropológica", con pruebas de hipótesis y el método científico partes muy importantes de lo que se conoció como arqueología procesual. [34]

En la década de 1980, surgió un nuevo movimiento posmoderno liderado por los arqueólogos británicos Michael Shanks, [37] [38] [39] [40] Christopher Tilley, [41] Daniel Miller, [42] [43] e Ian Hodder, [44 ] [45] [46] [47] [48] [49] que se conoce como arqueología post-procesual. Cuestionó las apelaciones del procesualismo al positivismo científico y la imparcialidad, y enfatizó la importancia de una reflexividad teórica más autocrítica. [ cita necesaria ] Sin embargo, este enfoque ha sido criticado por los procesualistas por carecer de rigor científico, y la validez tanto del procesualismo como del posprocesualismo todavía está en debate. Mientras tanto, ha surgido otra teoría, conocida como procesualismo histórico, que busca incorporar un enfoque en el proceso y el énfasis de la arqueología posprocesual en la reflexividad y la historia. [50]

Una investigación arqueológica generalmente involucra varias fases distintas, cada una de las cuales emplea su propia variedad de métodos. Sin embargo, antes de que pueda comenzar cualquier trabajo práctico, se debe acordar un objetivo claro en cuanto a lo que los arqueólogos buscan lograr. Una vez hecho esto, se inspecciona un sitio para averiguar todo lo posible sobre él y el área circundante. En segundo lugar, se puede realizar una excavación para descubrir cualquier característica arqueológica enterrada bajo tierra. Y, en tercer lugar, la información recopilada durante la excavación se estudia y evalúa en un intento por lograr los objetivos originales de investigación de los arqueólogos. Entonces se considera una buena práctica que la información se publique para que esté disponible para otros arqueólogos e historiadores, aunque esto a veces se descuida. [52]

Teledetección Editar

Antes de comenzar a excavar en un lugar, la teledetección se puede utilizar para buscar dónde se encuentran los sitios dentro de un área grande o proporcionar más información sobre sitios o regiones. Hay dos tipos de instrumentos de teledetección: pasivos y activos. Los instrumentos pasivos detectan la energía natural que se refleja o emite desde la escena observada. Los instrumentos pasivos detectan solo la radiación emitida por el objeto que está siendo visto o reflejado por el objeto desde una fuente distinta al instrumento. Los instrumentos activos emiten energía y registran lo que se refleja. Las imágenes de satélite son un ejemplo de teledetección pasiva. Aquí hay dos instrumentos activos de teledetección:

Lidar (Detección y rango de luz) Un lidar utiliza un láser (amplificación de luz por emisión estimulada de radiación) para transmitir un pulso de luz y un receptor con detectores sensibles para medir la luz retrodispersada o reflejada. La distancia al objeto se determina registrando el tiempo entre los pulsos transmitidos y retrodispersados ​​y utilizando la velocidad de la luz para calcular la distancia recorrida. Los lidares pueden determinar los perfiles atmosféricos de aerosoles, nubes y otros componentes de la atmósfera.

Altímetro láser Un altímetro láser usa un lidar (ver arriba) para medir la altura de la plataforma del instrumento sobre la superficie. Al conocer de forma independiente la altura de la plataforma con respecto a la superficie media de la Tierra, se puede determinar la topografía de la superficie subyacente. [53]

Encuesta de campo Editar

Luego, el proyecto arqueológico continúa (o, alternativamente, comienza) con un estudio de campo. La encuesta regional es el intento de localizar sistemáticamente sitios previamente desconocidos en una región. La inspección del sitio es el intento de localizar sistemáticamente características de interés, como casas y basureros, dentro de un sitio. Cada uno de estos dos objetivos se puede lograr con prácticamente los mismos métodos.

La encuesta no se practicaba ampliamente en los primeros días de la arqueología. Los historiadores culturales y los investigadores anteriores generalmente se contentaban con descubrir las ubicaciones de los sitios monumentales de la población local y excavar solo las características claramente visibles allí. Gordon Willey fue pionero en la técnica del levantamiento de patrones de asentamiento regional en 1949 en el valle de Viru en la costa de Perú, [54] [55] y el levantamiento de todos los niveles se hizo prominente con el surgimiento de la arqueología procesual algunos años más tarde. [56]

El trabajo topográfico tiene muchos beneficios si se realiza como ejercicio preliminar o incluso en lugar de la excavación. Requiere relativamente poco tiempo y gastos, porque no requiere procesar grandes volúmenes de suelo para buscar artefactos. (No obstante, el estudio de una gran región o sitio puede resultar caro, por lo que los arqueólogos a menudo emplean métodos de muestreo). [57] Al igual que con otras formas de arqueología no destructiva, el estudio evita los problemas éticos (de particular interés para los pueblos descendientes) asociados con la destrucción de un sitio a través de la excavación. Es la única forma de recopilar algunas formas de información, como patrones de asentamiento y estructura de asentamiento. Los datos de la encuesta se reúnen comúnmente en mapas, que pueden mostrar características de la superficie y / o distribución de artefactos.

La técnica de levantamiento más simple es el levantamiento de superficie. Implica peinar un área, generalmente a pie, pero a veces con el uso de transporte mecanizado, para buscar características o artefactos visibles en la superficie. El estudio de superficie no puede detectar sitios o características que estén completamente enterrados bajo tierra o cubiertos de vegetación. El levantamiento de superficie también puede incluir técnicas de miniexcavación como barrenas, sacatestigos y pozos de prueba con palas. Si no se encuentran materiales, el área encuestada se considera estéril.

El reconocimiento aéreo se realiza utilizando cámaras conectadas a aviones, globos, vehículos aéreos no tripulados o incluso cometas. [58] Una vista de pájaro es útil para mapear rápidamente sitios grandes o complejos. Se utilizan fotografías aéreas para documentar el estado de la excavación arqueológica. Las imágenes aéreas también pueden detectar muchas cosas que no son visibles desde la superficie. Las plantas que crecen por encima de una estructura artificial enterrada, como un muro de piedra, se desarrollarán más lentamente, mientras que las que están por encima de otros tipos de características (como basureros) pueden desarrollarse más rápidamente. Fotografías de granos en maduración, que cambian de color rápidamente durante la maduración, han revelado estructuras enterradas con gran precisión. Las fotografías aéreas tomadas en diferentes momentos del día ayudarán a mostrar los contornos de las estructuras mediante los cambios en las sombras. El levantamiento aéreo también emplea longitudes de onda de radar ultravioleta, infrarrojo, de penetración terrestre, LiDAR y termografía. [59]

El estudio geofísico puede ser la forma más eficaz de ver debajo del suelo. Los magnetómetros detectan pequeñas desviaciones en el campo magnético de la Tierra causadas por artefactos de hierro, hornos, algunos tipos de estructuras de piedra e incluso zanjas y basurales. También se utilizan ampliamente los dispositivos que miden la resistividad eléctrica del suelo. Se pueden detectar y mapear elementos arqueológicos cuya resistividad eléctrica contrasta con la de los suelos circundantes. Algunas características arqueológicas (como las compuestas de piedra o ladrillo) tienen una resistividad más alta que los suelos típicos, mientras que otras (como los depósitos orgánicos o la arcilla sin cocer) tienden a tener una resistividad más baja.

Aunque algunos arqueólogos consideran que el uso de detectores de metales equivale a la búsqueda de tesoros, otros los consideran una herramienta eficaz en la prospección arqueológica. [60] Ejemplos de uso arqueológico formal de detectores de metales incluyen análisis de distribución de balas de mosquete en campos de batalla de la Guerra Civil inglesa, análisis de distribución de metales antes de la excavación de un naufragio del siglo XIX y ubicación del cable de servicio durante la evaluación. Los detectores de metales también han contribuido a la arqueología, donde han realizado registros detallados de sus resultados y se han abstenido de sacar artefactos de su contexto arqueológico. En el Reino Unido, se ha solicitado la participación de detectores de metales en el Programa de Antigüedades Portátiles.

La prospección regional en arqueología subacuática utiliza dispositivos geofísicos o de teledetección como magnetómetro marino, sonar de barrido lateral o sonar subfondo. [61]

Excavación Editar

La excavación arqueológica existió incluso cuando el campo todavía era dominio de aficionados, y sigue siendo la fuente de la mayoría de los datos recuperados en la mayoría de los proyectos de campo. Puede revelar varios tipos de información que generalmente no son accesibles para la encuesta, como estratigrafía, estructura tridimensional y contexto primario verificable.

Las técnicas modernas de excavación requieren que se registre la ubicación precisa de los objetos y características, conocidos como su procedencia o procedencia. Esto siempre implica determinar sus ubicaciones horizontales y, a veces, también la posición vertical (ver también Leyes Primarias de Arqueología). Del mismo modo, su asociación o relación con objetos y características cercanos debe registrarse para un análisis posterior. Esto permite al arqueólogo deducir qué artefactos y características probablemente se usaron juntos y cuáles pueden ser de diferentes fases de actividad. Por ejemplo, la excavación de un sitio revela su estratigrafía si un sitio fue ocupado por una sucesión de culturas distintas, los artefactos de culturas más recientes estarán por encima de los de culturas más antiguas.

La excavación es la fase más cara de la investigación arqueológica, en términos relativos. Además, como proceso destructivo, conlleva preocupaciones éticas. Como resultado, muy pocos sitios se excavan en su totalidad. Una vez más, el porcentaje de un sitio excavado depende en gran medida del país y de la "declaración del método" emitida. El muestreo es aún más importante en la excavación que en el levantamiento. A veces, en la excavación se utilizan equipos mecánicos grandes, como retroexcavadoras (JCB), especialmente para eliminar la capa superior del suelo (sobrecarga), aunque este método se utiliza cada vez más con gran precaución. Después de este paso bastante dramático, el área expuesta generalmente se limpia a mano con paletas o azadones para asegurarse de que todas las características sean evidentes.

La siguiente tarea es formar un plano del sitio y luego usarlo para ayudar a decidir el método de excavación. Las características excavadas en el subsuelo natural normalmente se excavan en porciones para producir una sección arqueológica visible para su registro. Una característica, por ejemplo un pozo o una zanja, consta de dos partes: el corte y el relleno. El corte describe el borde de la característica, donde la característica se encuentra con el suelo natural. Es el límite de la función. El relleno es con lo que se rellena la característica y, a menudo, aparecerá bastante distinto del suelo natural. El corte y el relleno reciben números consecutivos para fines de registro. Los planos a escala y las secciones de características individuales se dibujan en el sitio, se toman fotografías en blanco y negro y en color de ellos, y se completan las hojas de registro que describen el contexto de cada uno. Toda esta información sirve como un registro permanente de la arqueología ahora destruida y se utiliza para describir e interpretar el sitio.

Análisis Editar

Una vez que los artefactos y estructuras han sido excavados, o recolectados de estudios de superficie, es necesario estudiarlos adecuadamente. Este proceso se conoce como análisis posterior a la excavación y, por lo general, es la parte que requiere más tiempo de una investigación arqueológica. No es raro que los informes finales de excavación de los sitios principales tarden años en publicarse.

En un nivel básico de análisis, los artefactos encontrados se limpian, catalogan y comparan con las colecciones publicadas. Este proceso de comparación a menudo implica clasificarlos tipológicamente e identificar otros sitios con conjuntos de artefactos similares. Sin embargo, una gama mucho más completa de técnicas analíticas está disponible a través de la ciencia arqueológica, lo que significa que los artefactos se pueden fechar y examinar sus composiciones. Los huesos, las plantas y el polen recolectados de un sitio pueden analizarse utilizando los métodos de zooarqueología, paleoetnobotánica, palinología e isótopos estables [62], mientras que cualquier texto puede descifrarse normalmente.

Con frecuencia, estas técnicas proporcionan información que de otro modo no se conocería y, por lo tanto, contribuyen en gran medida a la comprensión de un sitio.

Arqueología virtual y computacional Editar

Los gráficos por computadora ahora se utilizan para construir modelos virtuales en 3D de sitios, como la sala del trono de un palacio asirio o la antigua Roma. [63] La fotogrametría también se utiliza como herramienta analítica, y los modelos topográficos digitales se han combinado con cálculos astronómicos para verificar si ciertas estructuras (como pilares) estaban alineadas con eventos astronómicos como la posición del sol en un solsticio. [63] El modelado y la simulación basados ​​en agentes se pueden utilizar para comprender mejor las dinámicas y los resultados sociales del pasado. La minería de datos se puede aplicar a grandes cuerpos de "literatura gris" arqueológica.

Drones Editar

Los arqueólogos de todo el mundo utilizan drones para acelerar el trabajo de inspección y proteger los sitios de ocupantes ilegales, constructores y mineros. En Perú, pequeños drones ayudaron a los investigadores a producir modelos tridimensionales de sitios peruanos en lugar de los mapas planos habituales, y en días y semanas en lugar de meses y años. [64]

Los drones que cuestan tan solo £ 650 han demostrado ser útiles. En 2013, drones volaron sobre al menos seis sitios arqueológicos peruanos, incluida la ciudad colonial andina de Machu Llacta a 4.000 metros (13.000 pies) sobre el nivel del mar. Los drones continúan teniendo problemas de altitud en los Andes, lo que lleva a planes para hacer un dirigible para drones, empleando software de código abierto. [64]

Jeffrey Quilter, arqueólogo de la Universidad de Harvard, dijo: "Puedes subir tres metros y fotografiar una habitación, 300 metros y fotografiar un sitio, o puedes subir 3.000 metros y fotografiar todo el valle". [64]

En septiembre de 2014, se utilizaron drones que pesaban alrededor de 5 kg (11 lb) para el mapeo en 3D de las ruinas sobre el suelo de la ciudad griega de Afrodisias. Los datos están siendo analizados por el Instituto Arqueológico de Austria en Viena. [sesenta y cinco]

Arqueología histórica Editar

La arqueología histórica es el estudio de culturas con alguna forma de escritura.

En Inglaterra, los arqueólogos han descubierto diseños de pueblos medievales del siglo XIV, abandonados después de crisis como la Peste Negra. [67] En el centro de la ciudad de Nueva York, los arqueólogos han exhumado los restos del cementerio africano del siglo XVIII. Cuando los restos de la línea Siegfried de la Segunda Guerra Mundial estaban siendo destruidos, se llevaban a cabo excavaciones arqueológicas de emergencia cada vez que se retiraba cualquier parte de la línea, para ampliar el conocimiento científico y revelar detalles de la construcción de la línea.

Etnoarqueología Editar

La etnoarqueología es el estudio etnográfico de personas vivas, diseñado para ayudar en nuestra interpretación del registro arqueológico. [68] [69] [70] [71] [72] [73] El enfoque ganó prominencia por primera vez durante el movimiento procesual de la década de 1960, y continúa siendo un componente vibrante del posprocesamiento y otros enfoques arqueológicos actuales. [51] [74] [75] [76] [77] Las primeras investigaciones etnoarqueológicas centradas en las sociedades cazadoras-recolectoras o recolectoras de alimentos hoy en día, la investigación etnoarqueológica abarca una gama mucho más amplia de comportamiento humano.

Arqueología experimental Editar

La arqueología experimental representa la aplicación del método experimental para desarrollar observaciones más controladas de los procesos que crean e impactan el registro arqueológico. [78] [79] [80] [81] [82] En el contexto del positivismo lógico del procesualismo con sus objetivos de mejorar el rigor científico de las epistemologías arqueológicas, el método experimental ganó importancia. Las técnicas experimentales siguen siendo un componente crucial para mejorar los marcos inferenciales para interpretar el registro arqueológico.

Arqueometría Editar

La arqueometría tiene como objetivo sistematizar la medición arqueológica. Enfatiza la aplicación de técnicas analíticas de la física, la química y la ingeniería. Es un campo de investigación que frecuentemente se centra en la definición de la composición química de restos arqueológicos para el análisis de fuentes. [83] La arqueometría también investiga diferentes características espaciales de las características, empleando métodos como técnicas de sintaxis espacial y geodesia, así como herramientas informáticas como la tecnología de sistemas de información geográfica. [84] También se pueden utilizar patrones de elementos de tierras raras. [85] Un subcampo relativamente incipiente es el de los materiales arqueológicos, diseñado para mejorar la comprensión de la cultura prehistórica y no industrial a través del análisis científico de la estructura y propiedades de los materiales asociados con la actividad humana. [86]

Gestión de recursos culturales Editar

La arqueología puede ser una actividad subsidiaria dentro de la gestión de recursos culturales (CRM), también llamada gestión del patrimonio cultural (CHM) en el Reino Unido. [87] Los arqueólogos de CRM examinan con frecuencia sitios arqueológicos que están amenazados por el desarrollo. Hoy en día, CRM representa la mayor parte de la investigación arqueológica realizada en los Estados Unidos y gran parte de ella también en Europa occidental. En los EE. UU., La arqueología CRM ha sido una preocupación creciente desde la aprobación de la Ley Nacional de Preservación Histórica (NHPA) de 1966, y la mayoría de los contribuyentes, académicos y políticos creen que CRM ha ayudado a preservar gran parte de la historia y la prehistoria de esa nación que habría de lo contrario, se habría perdido en la expansión de ciudades, represas y carreteras. Junto con otros estatutos, la NHPA exige que los proyectos en terrenos federales o que involucren fondos o permisos federales consideren los efectos del proyecto en cada sitio arqueológico.

La aplicación de CRM en el Reino Unido no se limita a proyectos financiados por el gobierno. Desde 1990, PPG 16 [88] ha requerido que los planificadores consideren la arqueología como una consideración material en la determinación de aplicaciones para nuevos desarrollos. Como resultado, numerosas organizaciones arqueológicas emprenden trabajos de mitigación antes (o durante) los trabajos de construcción en áreas arqueológicamente sensibles, a expensas del desarrollador.

En Inglaterra, la responsabilidad última del cuidado del entorno histórico recae en el Departamento de Cultura, Medios de Comunicación y Deporte [89] en asociación con English Heritage. [90] En Escocia, Gales e Irlanda del Norte, las mismas responsabilidades recaen en Escocia Histórica, [91] Cadw [92] y la Agencia de Medio Ambiente de Irlanda del Norte [93], respectivamente.

En Francia, el Institut national du patrimoine (Instituto Nacional de Patrimonio Cultural) forma curadores especializados en arqueología. Su misión es mejorar los objetos descubiertos. El curador es el vínculo entre el conocimiento científico, la normativa administrativa, los objetos patrimoniales y el público.

Entre los objetivos de CRM se encuentran la identificación, preservación y mantenimiento de sitios culturales en tierras públicas y privadas, y la remoción de materiales culturalmente valiosos de áreas donde de otra manera serían destruidos por la actividad humana, como la construcción propuesta. Este estudio implica al menos un examen superficial para determinar si hay sitios arqueológicos importantes en el área afectada por la construcción propuesta. Si existen, se debe asignar tiempo y dinero para su excavación. Si el reconocimiento inicial y / o las excavaciones de prueba indican la presencia de un sitio extraordinariamente valioso, la construcción puede prohibirse por completo.

Sin embargo, se ha criticado la gestión de los recursos culturales. El CRM es realizado por empresas privadas que licitan proyectos mediante la presentación de propuestas que describen el trabajo a realizar y un presupuesto esperado. No es extraño que la agencia responsable de la construcción simplemente elija la propuesta que solicita la menor cantidad de fondos. Los arqueólogos de CRM enfrentan una presión de tiempo considerable, a menudo se ven obligados a completar su trabajo en una fracción del tiempo que podría asignarse a un esfuerzo puramente académico. Para agravar la presión del tiempo está el proceso de verificación de los informes del sitio que las empresas de CRM deben presentar (en los EE. UU.) A la Oficina Estatal de Preservación Histórica (SHPO) correspondiente. Desde la perspectiva de la SHPO, no debe haber diferencia entre un informe presentado por una empresa de CRM que opera en un plazo determinado y un proyecto académico de varios años. El resultado final es que para que un arqueólogo de Gestión de Recursos Culturales tenga éxito, debe ser capaz de producir documentos de calidad académica al ritmo del mundo empresarial.

La proporción anual de puestos de arqueología académicos abiertos (incluidos los nombramientos de posdoctorado, temporales y no titulares) con respecto al número anual de estudiantes de maestría / maestría y doctorado en arqueología es desproporcionada. La gestión de recursos culturales, una vez considerada un remanso intelectual para las personas con "espaldas fuertes y mentes débiles", [94] ha atraído a estos graduados, y las oficinas de CRM están, por lo tanto, cada vez más atendidas por personas con títulos avanzados con un historial de producción de artículos académicos, pero que también tiene una amplia experiencia en el campo de CRM.

La protección de los hallazgos arqueológicos para el público frente a catástrofes, guerras y conflictos armados se está implementando cada vez más a nivel internacional. Esto sucede por un lado a través de acuerdos internacionales y por otro lado a través de organizaciones que monitorean o hacen cumplir la protección. Las Naciones Unidas, la UNESCO y Blue Shield International se ocupan de la protección del patrimonio cultural y, por tanto, también de los sitios arqueológicos. Esto también se aplica a la integración del mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas. Blue Shield International ha llevado a cabo varias misiones de investigación en los últimos años para proteger sitios arqueológicos durante las guerras en Libia, Siria, Egipto y Líbano. La importancia de los hallazgos arqueológicos para la identidad, el turismo y el crecimiento económico sostenible se enfatiza repetidamente a nivel internacional. [95] [96] [97] [98] [99] [100]

El presidente de Blue Shield International, Karl von Habsburg, dijo durante una misión de protección de bienes culturales en el Líbano en abril de 2019 con la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano: “Los bienes culturales son parte de la identidad de las personas que viven en un lugar determinado. Si destruyes su cultura, también destruyes su identidad. Muchas personas son desarraigadas, a menudo ya no tienen perspectivas y posteriormente huyen de su tierra natal "[101].

La arqueología temprana fue en gran parte un intento de descubrir artefactos y características espectaculares, o de explorar vastas y misteriosas ciudades abandonadas y fue realizada principalmente por hombres eruditos de clase alta. Esta tendencia general sentó las bases para la visión popular moderna de la arqueología y los arqueólogos. Muchos de los ciudadanos ven la arqueología como algo que solo está disponible para un grupo demográfico limitado. El trabajo de arqueólogo se describe como una "ocupación romántica aventurera". [102] y como pasatiempo más que como trabajo en la comunidad científica. El público del cine se forma una noción de "quiénes son los arqueólogos, por qué hacen lo que hacen y cómo se constituyen las relaciones con el pasado", [102] y a menudo tiene la impresión de que toda la arqueología tiene lugar en una tierra lejana y extranjera, sólo para recolectar artefactos de valor económico o espiritual. La descripción moderna de la arqueología ha formado incorrectamente la percepción del público de lo que es la arqueología.

De hecho, se ha realizado una investigación exhaustiva y productiva en lugares dramáticos como Copán y el Valle de los Reyes, pero la mayor parte de las actividades y los hallazgos de la arqueología moderna no son tan sensacionales. Las historias de aventuras arqueológicas tienden a ignorar el arduo trabajo que implica la realización de estudios, excavaciones y procesamiento de datos modernos. Algunos arqueólogos se refieren a representaciones tan dispares como "pseudoarqueología". [103] Los arqueólogos también dependen en gran medida del apoyo público; a menudo se discute la cuestión de exactamente para quién están haciendo su trabajo. [104]

Arqueología pública Editar

Motivados por el deseo de detener los saqueos, frenar la pseudoarqueología y ayudar a preservar los sitios arqueológicos a través de la educación y fomentando el aprecio del público por la importancia del patrimonio arqueológico, los arqueólogos están organizando campañas de divulgación pública. [105] Buscan detener el saqueo combatiendo a las personas que toman ilegalmente artefactos de sitios protegidos y alertando a las personas que viven cerca de los sitios arqueológicos de la amenaza de saqueo. Los métodos comunes de divulgación pública incluyen comunicados de prensa, el fomento de las excursiones escolares a los sitios bajo excavación por parte de arqueólogos profesionales y hacer que los informes y las publicaciones sean accesibles fuera de la academia. [106] [107] La ​​apreciación pública de la importancia de la arqueología y los sitios arqueológicos a menudo conduce a una mejor protección contra el desarrollo invasor u otras amenazas.

Una audiencia para el trabajo de los arqueólogos es el público. Se dan cuenta cada vez más de que su trabajo puede beneficiar a audiencias no académicas y no arqueológicas, y que tienen la responsabilidad de educar e informar al público sobre la arqueología. La conciencia del patrimonio local tiene como objetivo aumentar el orgullo cívico e individual a través de proyectos como proyectos comunitarios de excavación y mejores presentaciones públicas de los sitios arqueológicos y el conocimiento. [ cita necesaria ] El Departamento de Estados Unidos. of Agriculture, Forest Service (USFS) opera un programa voluntario de arqueología y preservación histórica llamado Passport in Time (PIT). Los voluntarios trabajan con arqueólogos e historiadores profesionales de USFS en los bosques nacionales de los EE. UU. Los voluntarios participan en todos los aspectos de la arqueología profesional bajo la supervisión de un experto. [108]

Los programas de televisión, los videos web y las redes sociales también pueden brindar una comprensión de la arqueología subacuática a una amplia audiencia. los Mardi Gras Shipwreck Project [109] integró un documental HD de una hora, [110] videos cortos para visualización pública y actualizaciones de video durante la expedición como parte del alcance educativo. La difusión por Internet es también otra herramienta de divulgación educativa. Durante una semana en 2000 y 2001, video submarino en vivo de la La Venganza de la Reina Anne Shipwreck Project se transmitió por Internet a Internet como parte del QAR DiveLive [111] programa educativo que llegó a miles de niños en todo el mundo. [112] Creado y coproducido por Nautilus Productions y Marine Grafics, este proyecto permitió a los estudiantes hablar con científicos y aprender sobre métodos y tecnologías utilizados por el equipo de arqueología subacuática. [113] [114]

En el Reino Unido, programas de arqueología populares como Equipo de tiempo y Conoce a los antepasados han dado lugar a un enorme aumento del interés público. [ cita necesaria ] Donde es posible, los arqueólogos ahora hacen más provisiones para la participación pública y el alcance en proyectos más grandes que antes, y muchas organizaciones arqueológicas locales operan dentro del marco de arqueología comunitaria para expandir la participación pública en proyectos más locales y de menor escala. Sin embargo, la excavación arqueológica es mejor realizada por personal bien capacitado que pueda trabajar con rapidez y precisión. A menudo, esto requiere tener en cuenta los aspectos necesarios del seguro de indemnización y de salud y seguridad relacionados con el trabajo en un sitio de construcción moderno con plazos ajustados. Algunas organizaciones benéficas y organismos gubernamentales locales a veces ofrecen plazas en proyectos de investigación, ya sea como parte del trabajo académico o como un proyecto comunitario definido. [ cita necesaria ] También hay una industria floreciente que vende lugares en excavaciones de capacitación comercial y recorridos de vacaciones arqueológicas. [ cita necesaria ]

Los arqueólogos valoran el conocimiento local y, a menudo, se relacionan con sociedades históricas y arqueológicas locales, que es una de las razones por las que los proyectos de arqueología comunitaria están comenzando a ser más comunes. A menudo, los arqueólogos son asistidos por el público en la localización de sitios arqueológicos, lo que los arqueólogos profesionales no tienen ni la financiación ni el tiempo para hacerlo.

Archaeological Legacy Institute (ALI), es una corporación 501 [c] [3] sin fines de lucro registrada, de medios y educación registrada en Oregon en 1999. ALI fundó un sitio web, The Archaeology Channel, para apoyar la misión de la organización "de nutrir y llamar la atención al patrimonio cultural humano, utilizando los medios de comunicación de la manera más eficiente y eficaz posible ". [115]

Pseudoarqueología Editar

La pseudoarqueología es un término general para todas las actividades que afirman falsamente ser arqueológicas pero que de hecho violan las prácticas arqueológicas científicas y comúnmente aceptadas. Incluye mucho trabajo arqueológico ficticio (discutido anteriormente), así como alguna actividad real. Muchos autores de no ficción han ignorado los métodos científicos de la arqueología procesual, o las críticas específicas contenidas en el posprocesualismo.

Un ejemplo de este tipo es el escrito de Erich von Däniken. Su libro de 1968, ¿Carruajes de los Dioses?, junto con muchos trabajos posteriores menos conocidos, expone una teoría de los contactos antiguos entre la civilización humana en la Tierra y civilizaciones extraterrestres más tecnológicamente avanzadas. Esta teoría, conocida como teoría del paleocontacto, o teoría del astronauta antiguo, no es exclusivamente de Däniken, ni la idea se originó en él. Los trabajos de esta naturaleza suelen estar marcados por la renuncia a teorías bien establecidas sobre la base de evidencia limitada y la interpretación de la evidencia con una teoría preconcebida en mente.

Saqueo Editar

El saqueo de sitios arqueológicos es un problema antiguo. Por ejemplo, muchas de las tumbas de los faraones egipcios fueron saqueadas durante la antigüedad. [116] La arqueología estimula el interés por los objetos antiguos, y las personas en busca de artefactos o tesoros causan daños en los sitios arqueológicos. La demanda comercial y académica de artefactos desafortunadamente contribuye directamente al comercio ilícito de antigüedades. El contrabando de antigüedades en el extranjero a coleccionistas privados ha causado un gran daño cultural y económico en muchos países cuyos gobiernos carecen de los recursos o la voluntad para disuadirlo. Los saqueadores dañan y destruyen sitios arqueológicos, negando a las generaciones futuras información sobre su herencia étnica y cultural. Los pueblos indígenas especialmente pierden el acceso y el control de sus 'recursos culturales', negándoles en última instancia la oportunidad de conocer su pasado. [117]

En 1937, W. F. Hodge, director del Southwest Museum, emitió una declaración de que el museo ya no compraría ni aceptaría colecciones de contextos saqueados. [118] La primera condena por el transporte de artefactos retirados ilegalmente de la propiedad privada en virtud de la Ley de Protección de Recursos Arqueológicos (ARPA Public Law 96-95 93 Statute 721 16 U.S.C. § 470aamm) fue en 1992 en el estado de Indiana. [119]

Los saqueadores o los lugareños que intentan proteger los artefactos de los arqueólogos que son vistos como saqueadores por los lugareños pueden poner en peligro a los arqueólogos que intentan proteger los artefactos. [120]

Algunos sitios de arqueología histórica están sujetos a saqueos por parte de aficionados a los detectores de metales que buscan artefactos utilizando tecnología cada vez más avanzada. Se están realizando esfuerzos entre las principales organizaciones arqueológicas para aumentar la educación y la cooperación legítima entre aficionados y profesionales en la comunidad de detección de metales. [121]

Si bien la mayoría de los saqueos son deliberados, los saqueos accidentales pueden ocurrir cuando los aficionados, que desconocen la importancia del rigor arqueológico, recolectan artefactos de los sitios y los colocan en colecciones privadas.

Pueblos descendientes Editar

En los Estados Unidos, ejemplos como el caso de Kennewick Man han ilustrado las tensiones entre los nativos americanos y los arqueólogos, que se pueden resumir como un conflicto entre la necesidad de ser respetuoso con los lugares de enterramiento sagrados y el beneficio académico de estudiarlos. Durante años, los arqueólogos estadounidenses cavaron en cementerios indios y otros lugares considerados sagrados, y trasladaron artefactos y restos humanos a instalaciones de almacenamiento para su posterior estudio. En algunos casos, los restos humanos ni siquiera se estudiaron a fondo, sino que se archivaron en lugar de volver a enterrarlos. Además, las opiniones de los arqueólogos occidentales sobre el pasado a menudo difieren de las de los pueblos tribales. Occidente considera que el tiempo es lineal para muchos nativos, es cíclico. Desde una perspectiva occidental, el pasado se ha ido desde una perspectiva nativa, perturbar el pasado puede tener consecuencias nefastas en el presente.

Como consecuencia de esto, los indígenas estadounidenses intentaron evitar la excavación arqueológica de sitios habitados por sus antepasados, mientras que los arqueólogos estadounidenses creían que el avance del conocimiento científico era una razón válida para continuar sus estudios. Esta situación contradictoria fue abordada por la Ley de Protección y Repatriación de Tumbas de los Nativos Americanos (NAGPRA, 1990), que buscaba llegar a un compromiso limitando el derecho de las instituciones de investigación a poseer restos humanos. Debido en parte al espíritu del posprocesualismo, algunos arqueólogos han comenzado a solicitar activamente la ayuda de los pueblos indígenas que probablemente desciendan de los que se están estudiando.

Los arqueólogos también se han visto obligados a reexaminar lo que constituye un sitio arqueológico en vista de lo que los pueblos nativos creen que constituye un espacio sagrado. Para muchos pueblos nativos, las características naturales como lagos, montañas o incluso árboles individuales tienen un significado cultural. Los arqueólogos australianos han explorado especialmente este problema y han intentado inspeccionar estos sitios para protegerlos de su desarrollo. Tal trabajo requiere vínculos estrechos y confianza entre los arqueólogos y las personas a las que intentan ayudar y al mismo tiempo estudiar.

Si bien esta cooperación presenta un nuevo conjunto de desafíos y obstáculos para el trabajo de campo, tiene beneficios para todas las partes involucradas. Los ancianos tribales que cooperan con los arqueólogos pueden evitar la excavación de áreas de sitios que consideran sagrados, mientras que los arqueólogos obtienen la ayuda de los ancianos para interpretar sus hallazgos. También se han realizado esfuerzos activos para reclutar pueblos aborígenes directamente en la profesión arqueológica.

Repatriación Editar

Una nueva tendencia en la acalorada controversia entre los grupos de las Primeras Naciones y los científicos es la repatriación de los artefactos nativos a los descendientes originales. [ aclaración necesaria ] Un ejemplo de esto ocurrió el 21 de junio de 2005, cuando miembros de la comunidad y ancianos de varias de las 10 naciones algonquinas en el área de Ottawa se reunieron en la reserva de Kitigan Zibi cerca de Maniwaki, Quebec, para restos humanos inter ancestrales y bienes funerarios, algunos datan 6.000 años atrás. Sin embargo, no se determinó si los restos estaban directamente relacionados con el pueblo algonquin que ahora habita la región. Los restos pueden ser de ascendencia iroquesa, ya que la gente iroquesa habitaba el área antes que el Algonquin. Además, el más antiguo de estos restos podría no tener ninguna relación con los algonquinos o iroqueses, y pertenecer a una cultura anterior que habitó anteriormente la zona. [ cita necesaria ]

Los restos y artefactos, incluidas joyas, herramientas y armas, fueron excavados originalmente en varios sitios en el valle de Ottawa, incluidas Morrison y las islas Allumette. Habían sido parte de la colección de investigación del Museo Canadiense de Civilizaciones durante décadas, algunas desde finales del siglo XIX. Los ancianos de varias comunidades de Algonquin celebraron un entierro apropiado, y finalmente decidieron las cajas tradicionales de cedro rojo y corteza de abedul forradas con astillas de cedro rojo, rata almizclera y pieles de castor. [ cita necesaria ]

Un montículo de roca discreto marca el sitio del nuevo entierro donde se entierran cerca de 80 cajas de varios tamaños. Debido a este nuevo entierro, no es posible realizar más estudios científicos. Aunque las negociaciones fueron a veces tensas entre la comunidad de Kitigan Zibi y el museo, pudieron llegar a un acuerdo. [122]

Kennewick Man es otro candidato a la repatriación que ha sido fuente de acalorados debates. [ cita necesaria ]


Gire la rueda para ST Read and Win ahora.

"Hay gente que viene e invade este sitio, que es propiedad del Estado, y lo utilizan para plantar", dijo a la AFP el arqueólogo Daniel Mayta.

"Es enormemente dañino porque están destruyendo evidencia cultural de 5.000 años".

Caral está situado en el valle del río Supe, a unos 182km al norte de la capital Lima, ya 20km del Océano Pacífico al oeste.

Desarrollado entre el 3000 y el 1800 a. C. en un árido desierto, Caral es la cuna de la civilización en las Américas.

Su gente era contemporánea del Egipto faraónico y de las grandes civilizaciones mesopotámicas.

Es anterior al imperio Inca mucho más conocido en 45 siglos.

Sin embargo, nada de eso les importó a los ocupantes ilegales, quienes aprovecharon la mínima vigilancia policial durante 107 días de encierro para tomar más de 10ha del sitio arqueológico Chupacigarro y plantar aguacates, árboles frutales y habas.

"Las familias no quieren irse", dijo Mayta, de 36 años.

"Les explicamos que este sitio es un sitio del Patrimonio Mundial (de la Unesco) y que lo que están haciendo es serio y que podrían ir a la cárcel".

Amenazas de muerte

El Dr. Shady es el director de la zona arqueológica de Caral y ha estado a cargo de las investigaciones desde 1996 cuando comenzaron las excavaciones.

Ella dice que los traficantes de tierras, que ocupan tierras estatales o protegidas ilegalmente para venderlas para beneficio privado, están detrás de las invasiones.

"Estamos recibiendo amenazas de personas que se están aprovechando de las condiciones de la pandemia para ocupar sitios arqueológicos e invadirlos para establecer chozas y labrar la tierra con maquinaria. Destruyen todo lo que encuentran", dijo el Dr. Shady.

"Un día llamaron al abogado que trabaja con nosotros y le dijeron que lo iban a matar conmigo y nos enterrarían a cinco metros bajo tierra" si continuaba el trabajo arqueológico en el sitio.

El Dr. Shady, de 74 años, ha pasado el último cuarto de siglo en Caral tratando de revivir la historia social y el legado de la civilización, como la forma en que las técnicas de construcción que utilizaron resistieron los terremotos.


Un arqueólogo camina sobre una de las pirámides del complejo arqueológico de Caral, en Supe, Perú, el 13 de enero de 2021. FOTO: AFP

"Estas estructuras de hasta cinco mil años se han mantenido estables hasta el presente y los ingenieros estructurales de Perú y Japón aplicarán esa tecnología", dijo el Dr. Shady.

Los habitantes de Caral entendieron que vivían en territorio sísmico.

Sus estructuras tenían cestas llenas de piedras en la base que amortiguaban el movimiento del suelo y evitaban que la construcción se derrumbara.

Las amenazas han obligado al Dr. Shady a vivir en Lima bajo protección.

El gobierno le otorgó la Orden del Mérito la semana pasada por sus servicios a la nación.

"Estamos haciendo todo lo posible para asegurarnos de que ni su salud ni su vida corran peligro por los efectos de las amenazas que está recibiendo", le dijo el presidente de Perú, Francisco Sagasti, en la ceremonia.


Contenido

Caral estuvo habitado aproximadamente entre el siglo 26 a. C. y el siglo 20 a. C., [2] y el sitio incluye un área de más de 60 hectáreas (150 acres). [3] Caral ha sido descrito por sus excavadores como el centro urbano más antiguo de América, una afirmación que luego fue cuestionada cuando se encontraron otros sitios antiguos cercanos, como Bandurria, Perú. Con capacidad para más de 3.000 habitantes, es el mejor estudiado y uno de los sitios de Norte Chico más grandes que se conocen.

La ciudad fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2009. [4] A principios de 2021, surgieron tensiones entre los ocupantes ilegales que reclamaban derechos sobre la tierra y los arqueólogos que investigaban el sitio a medida que la construcción de viviendas invadía el sitio. [5] [6]

Los templos de Caral en el árido valle de Supe, a unos 20 km de la costa del Pacífico.

Paul Kosok descubrió Caral en 1948. El sitio recibió poca atención en ese momento porque parecía carecer de muchos de los artefactos típicos que se buscaban en los sitios arqueológicos de los Andes.

En 1975, el arquitecto peruano Carlos Williams hizo un registro detallado de la mayoría de los sitios arqueológicos del valle de Supe, entre los que registró Caral. Con base en lo que observó en la región, hizo algunas observaciones sobre el desarrollo de la arquitectura en los Andes.

Ruth Shady exploró más a fondo esta ciudad de 4.000 a 4.600 años en el desierto peruano, con su elaborado complejo de templos, un anfiteatro y casas comunes. [7] El complejo urbano se extiende sobre 150 hectáreas (370 acres) y contiene plazas y edificios residenciales. Caral era una metrópolis próspera aproximadamente al mismo tiempo que se estaban construyendo las grandes pirámides en Egipto.

Caral es el sitio registrado más grande en la región andina con fechas anteriores al 2000 aC y parece ser el modelo para el diseño urbano adoptado por las civilizaciones andinas que se levantaron y cayeron en el lapso de cuatro milenios. Se cree que las investigaciones realizadas en Caral pueden responder preguntas sobre los orígenes de las civilizaciones andinas y el desarrollo de sus primeras ciudades.

Entre los artefactos encontrados en Caral se encuentra una pieza textil anudada que los excavadores han etiquetado como un quipu. Escriben que el artefacto es evidencia de que el sistema de mantenimiento de registros de quipu, un método que involucra nudos atados en textiles que fue llevado a su máximo desarrollo por el Imperio Inca, era más antiguo de lo que cualquier arqueólogo había determinado previamente. Ha surgido evidencia de que el quipu también puede haber registrado información logográfica de la misma manera que lo hace la escritura. Gary Urton ha sugerido que los quipus usaban un sistema binario que podía registrar datos fonológicos o logográficos.

Templo principal Editar

El complejo principal del templo (español: Templo mayor) mide 150 metros (490 pies) de largo, 110 metros (360 pies) de ancho y 28 metros (92 pies) de alto. Se desconoce la fecha de su construcción.

Sociedad pacífica Editar

Los hallazgos de Shady sugieren que era una sociedad apacible, construida sobre el comercio y el placer. No se han encontrado indicios de guerra en Caral: sin almenas, sin armas, sin cuerpos mutilados. Esto contrasta con la civilización más antigua de Sechin Bajo, donde se encuentran representaciones de armas. En uno de los templos descubrieron 32 flautas hechas con huesos de cóndor y pelícano y 37 cornetas de huesos de venado y llama. Un hallazgo reveló los restos de un bebé, envuelto y enterrado con un collar hecho de cuentas de piedra. [7]

Alcance del sitio Editar

Caral generó otros 19 complejos de templos esparcidos por los 90 kilómetros cuadrados (35 millas cuadradas) del área del Valle de Supe.

La fecha de 2627 a. C. para Caral se basa en la datación por carbono de las bolsas de transporte de junco y tejido que se encontraron in situ. Estas bolsas se utilizaron para transportar las piedras que se utilizaron para la construcción de los templos. El material es un excelente candidato para la datación de alta precisión. Sin embargo, el sitio puede datar incluso antes, ya que las muestras de las partes más antiguas de la excavación aún no se han fechado. [8]

Caral tenía una población de aproximadamente 3.000 personas. Sin embargo, otros 19 sitios en el área (publicados en Caral), permiten una posible población total de 20,000 personas que comparten la misma cultura en el Valle de Supe. Todos estos sitios comparten similitudes con Caral, incluidas pequeñas plataformas o círculos de piedra. Shady cree que Caral fue el foco de esta civilización, que fue parte de un complejo cultural aún más vasto, comerciando con las comunidades costeras y las regiones del interior, tal vez, si la representación de los monos es una indicación, hasta el Amazonas. [7]


Máscara maya descubierta en la península de Yucatán

El relieve de estuco maya se descubrió por primera vez en 2017. Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en México pasaron tres años restaurando cuidadosamente la escultura, entre períodos en los que se volvió a enterrar temporalmente para evitar su rápido deterioro por exposición a los elementos. Pudieron fechar positivamente la máscara maya en la era Preclásica Tardía de la antigua civilización maya, lo que significa que fue creada en algún momento entre el 300 a. C. y el 250 d. C.

Vista de la cara gigante de estuco, o máscara maya, in situ. El rostro fue descubierto en la península de Yucatán cerca del pueblo de Ucanha. ( INAH)

En su declaración anunciando el hallazgo , INAH afirmó que esculturas como estas "representan los rostros de individuos con rasgos particulares que pueden asociarse con deidades o con personajes de estatus social prominente". Era una práctica común en la civilización maya decorar edificios con esculturas decorativas incrustadas a gran escala, que a menudo presentaban los rostros de gobernantes o dioses.

Sin embargo, reliquias como esta son un hallazgo raro, ya que muchas de las esculturas que alguna vez existieron han sido irrevocablemente dañadas o destruidas, o permanecen profundamente enterradas en lugares desconocidos. Sin embargo, se han encontrado relieves de estuco esculpidos similares en los pueblos de Acanceh e Izamal. Pero esas son las únicas otras caras gigantes descubiertas en la península de Yucatán.

Reconociendo la delicada naturaleza de su descubrimiento, los arqueólogos han vuelto a enterrar la escultura completamente restaurada, garantizando así su preservación. Sin embargo, los turistas interesados ​​en ver más de cerca los antiguos relieves de estuco maya pueden hacerlo al viajando a acanceh . Allí, varias esculturas en honor a las deidades mayas se han exhibido al público, en el "Palacio de los estucos" de la ciudad.

Detalle de la máscara maya de estuco descubierta cerca del pueblo de Ucanha en México. ( INAH)


Caral: por qué la metrópolis más antigua de Estados Unidos fue abandonada repentinamente

Los arqueólogos han estado descubriendo las ruinas de Caral al norte de Lima desde la década de 1990. Sus edificios monumentales fueron construidos hace 4600 años, tan antiguos como las pirámides de Egipto. Lo que llama la atención, sin embargo, es que Caral y las demás localidades del Río Supe fueron evacuadas al mismo tiempo.

Cuando la antropóloga peruana Ruth Shady comenzó a excavar en las orillas del río Supe a mediados de la década de 1990, su empresa se consideró audaz, por decir lo menos.

¿Qué se puede encontrar en una meseta desértica a unos 25 kilómetros de la costa del Pacífico?

Pero lo que descubrió desde entonces fue adecuado para reescribir la historia de los asentamientos en Estados Unidos.

Porque, mientras tanto, Caral está considerado como uno de los conjuntos urbanos más antiguos del Nuevo Mundo y no ha sido incluido en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco desde 2009 por nada.

Aunque el lugar a unos 200 kilómetros al norte de la capital peruana, Lima, ha sido declarado tesoro nacional (e imán turístico) durante mucho tiempo, todavía tiene más preguntas que respuestas.

Así lo muestran Gisela Graichen y Peter Prestel en su documental "Unsolved Archaeology - Lost Worlds", que será transmitido en el formato ZDF Terra X el 14 de febrero, y que incluirá árboles de hoja perenne arqueológicos como "Atlantis" y "Machu Picchu". Caral va.

La misteriosa rotonda podría haber sido un lugar de encuentro

Fuente: ZDF y Lizeth Yarlequé

Las dimensiones por sí solas son abrumadoras, ya que el asentamiento se extendía sobre un área de más de 150 hectáreas y comprendía siete colinas.

Seis pirámides de templos de hasta 18 metros de altura y una especie de anfiteatro en el centro le daban al lugar un carácter urbano.

La base de la pirámide más grande mide unos buenos 150 metros.

Pero la verdadera sensación es la datación: las partes más antiguas tienen 4600 años.

Esto significa que al mismo tiempo que los faraones egipcios del Imperio Antiguo erigieron sus pirámides, también se construyeron estructuras monumentales similares al pie de los Andes.

Mientras tanto, los arqueólogos tienen la certeza de que Caral no fue un caso aislado, sino que formó parte de una red de asentamientos urbanos que se inició en el tercer milenio antes de Cristo.

Originario del valle del Río Supe.

Hasta ahora, se han descubierto las ruinas de 25 ubicaciones, todas las cuales muestran estructuras similares.

Además de las estructuras monumentales, había amplias áreas de vivienda para varios miles de residentes, que ya reflejaban una estructura social.

Las redes de juncos se rellenaron con piedras y se colocaron en los cimientos.

Fuente: ZDF y Lizeth Yarlequé

Para proteger sus templos de los terremotos, los residentes inventaron una técnica fascinante.

Anudaban redes de cañas de totara, que rellenaban con piedras, dando así a los cimientos una extraordinaria flexibilidad.

Un sofisticado sistema de riego aseguró que el agua del río Supe llegara a los campos.

En ellos se cultivó toda una mezcla de cultivos: papas, mandioca, chile, frijoles, calabaza, guayaba y aguacate.

Pero la prosperidad de Caral se basó principalmente en el comercio a larga distancia.

Ruth Shady descubrió restos de peces y mejillones que provenían de la selva al otro lado de los Andes.

Otros hallazgos muestran que Caral era aparentemente una estación importante en una ruta comercial que conducía desde el Pacífico hasta el este del continente.

Celebraciones con coca y otras drogas: vista aérea de Caral

Fuente: ZDF y Lizeth Yarlequé

Todo esto muestra que en el valle del Río Supe floreció una "civilización altamente organizada y de carácter estatal", en la que existían diferentes clases sociales y una gran estructura organizativa para el trabajo de construcción de estas pirámides ", dice Daniel Mayta, el jefe arqueólogo de la excavación.

Flautas hechas de huesos de pelícano acompañaban ceremonias de culto o se usaban para entretenimiento, las huellas muestran el uso de coca y otras drogas alucinógenas en contextos similares.

Es probable que el nivel de conflicto haya sido manejable durante mucho tiempo.

Esto se apoya en la falta de murallas u otras fortificaciones.

Por lo tanto, es aún más sorprendente que Caral nació alrededor del 1600 aC.

Fue abandonado por sus habitantes.

La falta de destrucción descarta disturbios civiles o invasiones.

Al parecer, Caral y el resto de las localidades del Río Supe fueron debidamente despejadas al mismo tiempo.

Estas figuras humanas se interpretan como evidencia de gran hambre

Fuente: picture alliance / dpa

En busca del por qué, los arqueólogos en Vichana, al oeste de Caral en el Pacífico, encontraron un hallazgo revelador.

Allí se encuentran las mismas formas arquitectónicas y cerámicas que en Caral.

Pero muchos edificios están decorados con relieves que representan a personas.

Pero su sencillez no testimonia la alegría de vivir, sino la necesidad.

Son imágenes de dolores de hambre, cuyos huesos son claramente visibles.

La jefa de excavación Tatiana Abad lo interpreta como “la memoria colectiva de una población que ha vivido una crisis, un cambio de clima”.

Incluso hoy en día, el fenómeno meteorológico de El Niño ataca regularmente la región del Pacífico.

Su agua se calienta y hace que el plancton muera.

Pero con esto, muchos peces pierden su base nutricional.

También se sabe de culturas posteriores como la de los Nazca en el sur de Perú que de repente abandonaron sus asentamientos.

Allí, también, la evidencia circunstancial sugiere una pérdida dramática de la base nutricional.


¿Primera ciudad del Nuevo Mundo?

Seis montículos de tierra y roca surgen del desierto azotado por el viento del SupeValley cerca de la costa de Perú. Inmensos y parecidos a la naturaleza, parecen ser obra de la naturaleza, puestos de avanzada abandonados en una región árida apretujada entre el Océano Pacífico y los pliegues de la Cordillera de los Andes. Pero parece engañoso. Estas son pirámides hechas por humanos, y nueva evidencia convincente indica que son los restos de una ciudad que floreció hace casi 5.000 años. De ser cierto, sería el centro urbano más antiguo de América y uno de los más antiguos de todo el mundo.

La investigación desarrollada por la arqueóloga peruana Ruth Shady Sol & # 237s de la Universidad de San Marcos sugiere que Caral, como se conoce al complejo de 150 acres de pirámides, plazas y edificios residenciales, era una metrópolis próspera mientras se estaban construyendo las grandes pirámides de Egipto. El enérgico arqueólogo cree que Caral también puede responder preguntas persistentes sobre los orígenes misteriosos de los incas, la civilización que una vez se extendió desde el actual Ecuador hasta el centro de Chile y dio origen a ciudades como Cuzco y Machu Picchu. Caral puede incluso tener la clave de los orígenes de las civilizaciones en todas partes.

Aunque descubierto en 1905, Caral atrajo poca atención por primera vez, en gran parte porque los arqueólogos creían que las estructuras complejas eran bastante recientes. Pero la escala monumental de las pirámides había atormentado a Shady durante mucho tiempo. & # 8220Cuando llegué por primera vez al valle en 1994, estaba abrumada, & # 8221, dice. & # 8220Este lugar está en algún lugar entre la sede de los dioses y el hogar del hombre. & # 8221 Comenzó las excavaciones dos años después, desafiando condiciones primitivas con un presupuesto ajustado. A catorce millas de la costa y 120 millas al norte de Lima, la capital de Perú, Caral se encuentra en una región desértica que carece de carreteras pavimentadas, electricidad y agua pública. Shady, que reclutó a 25 soldados peruanos para ayudar con las excavaciones, a menudo usó su propio dinero para avanzar en el trabajo.

Durante dos meses, ella y su equipo buscaron los restos rotos de ollas y contenedores, llamados tiestos, que contienen la mayoría de esos sitios. No encontrar ninguno solo la emocionó más, significaba que Caral podría ser lo que los arqueólogos llaman precerámica, o existir antes del advenimiento de la tecnología de combustión de ollas en el área. Shady finalmente llegó a la conclusión de que Caral era anterior a los asentamientos olmecas del norte en 1.000 años. Pero los colegas se mantuvieron escépticos. Necesitaba pruebas.

En 1996, el equipo de Shady & # 8217s comenzó la gigantesca tarea de excavar Pir & # 225mide Mayor, la más grande de las pirámides. Después de limpiar cuidadosamente varios milenios de escombros y arena, desenterraron escaleras, paredes circulares cubiertas con restos de yeso de colores y ladrillos cuadrados. Finalmente, en la fundación, encontraron los restos conservados de cañas tejidas en bolsas, conocidas como shicras. Los trabajadores originales, supuso, deben haber llenado estas bolsas con piedras de una cantera de la ladera a una milla de distancia y las colocaron unas encima de otras dentro de muros de contención, dando lugar gradualmente a las inmensas estructuras de la ciudad de Caral.

Shady sabía que las cañas eran sujetos ideales para la datación por radiocarbono y podía defender su caso. En 1999, envió muestras de ellos a Jonathan Haas en Chicago & # 8217s FieldMuseum y a Winifred Creamer en NorthernIllinois University. En diciembre de 2000, se confirmaron las sospechas de Shady & # 8217: las cañas tenían 4.600 años.Se tomó la noticia con calma, pero Haas dice que él & # 8220 estuvo virtualmente histérico durante tres días después. & # 8221 En el número del 27 de abril de 2001, de la revista Science, los tres arqueólogos informaron que Caral y las otras ruinas de Supe Valley son & # 8220 el lugar de algunas de las primeras concentraciones de población y arquitectura corporativa en América del Sur & # 8221. La noticia sorprendió a otros científicos. & # 8220Fue casi increíble & # 8221, dice Betty Meggers, arqueóloga de la Institución Smithsonian. & # 8220Estos datos retrasaron las fechas más antiguas conocidas para un centro urbano en las Américas por más de 1,000 años. & # 8221

Lo que asombró a los arqueólogos no fue solo la edad, sino la complejidad y el alcance de Caral. Solo Pir & # 225mide Mayor cubre un área casi del tamaño de cuatro campos de fútbol y mide 60 pies de altura. Una escalera de 30 pies de ancho se eleva desde una plaza circular hundida al pie de la pirámide, pasando por tres niveles en terrazas hasta llegar a la parte superior de la plataforma, que contiene los restos de un atrio y una gran chimenea. Se habrían necesitado miles de trabajadores manuales para construir un proyecto tan gigantesco, sin contar los muchos arquitectos, artesanos, supervisores y otros gerentes. Dentro de un anillo de pirámides de plataforma se encuentra un gran anfiteatro hundido, que podría haber albergado a cientos de personas durante eventos cívicos o religiosos. Dentro del anfiteatro, el equipo de Shady & # 8217 encontró 32 flautas hechas de huesos de pelícano y cóndor. Y, en abril de 2002, descubrieron 37 cornetas de huesos de venado y llama. & # 8220Claramente, la música jugó un papel importante en su sociedad, & # 8221 dice Shady.

El perímetro de Caral contiene una serie de montículos más pequeños, varios edificios y conjuntos residenciales. Shady descubrió una jerarquía en los arreglos de vivienda: habitaciones grandes y bien cuidadas en lo alto de las pirámides para la élite, complejos a nivel del suelo para los artesanos y barrios marginales más descuidados para los trabajadores.

Pero, ¿por qué se había construido Caral en primer lugar? Más importante aún, ¿por qué las personas que viven cómodamente en pequeñas comunidades ubicadas en el Océano Pacífico con fácil acceso a abundantes alimentos marinos optan por trasladarse tierra adentro a un desierto inhóspito? Si pudiera responder a esta pregunta, Shady creía que podría comenzar a desentrañar una de las preguntas más complicadas en el campo de la antropología actual: ¿Qué causa el surgimiento de las civilizaciones? ¿Y qué pasó con el paisaje desértico de Perú & # 8217s SupeValley que hizo que floreciera una sociedad compleja y jerárquica allí?

Sus excavaciones convencieron a Shady de que Caral había servido como un importante centro comercial para la región, desde las selvas tropicales del Amazonas hasta las selvas altas de los Andes. Encontró fragmentos del fruto de la achiote, una planta que todavía se utiliza hoy en día en la selva tropical como afrodisíaco. Y encontró collares de caracoles y semillas de la planta de coca, ninguna de las cuales era originaria de Caral. Este rico entorno comercial, cree Shady, dio lugar a un grupo de élite que no participó en la producción de alimentos, lo que les permitió convertirse en sacerdotes y planificadores, constructores y diseñadores. Así surgieron las distinciones de clases elementales para una sociedad urbana.

Pero, ¿qué sostuvo un centro comercial de este tipo y atrajo a los viajeros hacia él? ¿Fue comida? Shady y su equipo encontraron en las excavaciones los restos de sardinas y anchoas, que debieron provenir de la costa a 22 kilómetros al oeste. Pero también encontraron evidencia de que la gente de Caral comía calabaza, camote y frijoles. Shady teorizó que los primeros agricultores de Caral desviaron los ríos de la zona hacia trincheras y canales, que aún hoy atraviesan el SupeValley, para regar sus campos. Pero debido a que no encontró rastros de maíz u otros granos, que puedan comercializarse o almacenarse y utilizarse para ayudar a una población en tiempos difíciles, concluyó que la influencia comercial de Caral no se basaba en el almacenamiento de suministros alimentarios.

Fue evidencia de otra cosecha en las excavaciones que le dio a Shady la mejor pista sobre el misterio del éxito de Caral. En casi todos los edificios excavados, su equipo descubrió grandes cantidades de semillas, fibras y textiles de algodón. Su teoría encajó cuando una gran red de pesca, desenterrada en una excavación no relacionada en la costa de Perú, resultó ser tan antigua como Caral. & # 8220Los agricultores de Caral cultivaban el algodón que los pescadores necesitaban para hacer las redes & # 8221 Shady especula. & # 8220Y los pescadores les dieron mariscos y pescado seco a cambio de estas redes. & # 8221 En esencia, la gente de Caral permitió a los pescadores trabajar con redes más grandes y efectivas, lo que hizo que los recursos del mar estuvieran más disponibles. La gente de Caral probablemente usaba calabazas secas como dispositivos de flotación para redes y también como contenedores, obviando así cualquier necesidad de cerámica.

Eventualmente, Caral generaría otros 17 complejos piramidales esparcidos por el área de 35 millas cuadradas del SupeValley. Luego, alrededor del 1600 a.C., por razones que tal vez nunca se respondan, la civilización de Caral se derrumbó, aunque no desapareció de la noche a la mañana. & # 8220Tuvieron tiempo para proteger algunas de sus estructuras arquitectónicas, enterrándolas discretamente & # 8221, dice Shady. Otras áreas cercanas, como Chupacigarro, Lurihuasi y Miraya, se convirtieron en centros de poder. Pero según el tamaño y el alcance de Caral, Shady cree que de hecho es la ciudad madre de la civilización inca.

Ella planea continuar excavando Caral y dice que algún día le gustaría construir un museo en el sitio. & # 8220Todavía quedan muchas preguntas, & # 8221, dice. & # 8220 ¿Quiénes eran estas personas? ¿Cómo controlaron a las otras poblaciones? ¿Cuál era su dios principal? & # 8221


Contenido

La datación de los sitios de Norte Chico ha retrasado en más de mil años la fecha estimada de inicio de sociedades complejas en la región peruana. La cultura Chavín, alrededor del 900 a.C., había sido considerada durante mucho tiempo la primera civilización de la zona. Todavía se cita regularmente como tal en obras generales. [14] [15]

El descubrimiento de Norte Chico también ha desplazado el enfoque de la investigación de las zonas montañosas de los Andes y las tierras bajas adyacentes a las montañas (donde Chavín, y más tarde Inca, tuvieron sus principales centros) al litoral peruano o regiones costeras. Norte Chico está ubicado en una zona centro-norte de la costa, aproximadamente de 150 a 200 km al norte de Lima, aproximadamente delimitada por el Valle de Lurín al sur y el Valle de Casma al norte. Comprende cuatro valles costeros: los sitios conocidos de Huaura, Supe, Pativilca y Fortaleza se concentran en los tres últimos, que comparten una llanura costera común. Los tres valles principales cubren solo 1.800 km², y las investigaciones han enfatizado la densidad de los centros de población. [dieciséis]

El litoral peruano parece un candidato "improbable, incluso aberrante" para el desarrollo "prístino" de la civilización, en comparación con otros centros mundiales. [5] Es extremadamente árido, delimitado por dos sombras de lluvia (causadas por los Andes al este y los vientos alisios del Pacífico al oeste). La región está salpicada por más de 50 ríos que transportan el deshielo andino. El desarrollo del riego generalizado de estas fuentes de agua se considera decisivo en el surgimiento de Norte Chico [7] [17] ya que toda la arquitectura monumental en varios sitios se ha encontrado cerca de los canales de riego.

El trabajo de radiocarbono de Jonathan Haas et al., encontró que 10 de 95 muestras tomadas en las áreas de Pativilca y Fortaleza datan de antes del 3500 a. C., la más antigua, que data del 9210 a. C., proporciona "indicios limitados" de asentamientos humanos durante la era arcaica temprana precolombina. Dos fechas del 3700 a. C. están asociadas con la arquitectura comunal, pero es probable que sean anómalas. Es a partir del 3200 a. C. en adelante que los asentamientos humanos a gran escala y la construcción comunal son claramente evidentes. [6] Mann, en un estudio de la literatura en 2005, sugiere "en algún momento antes del 3200 a. C., y posiblemente antes del 3500 a. C." como la fecha de inicio del período formativo del Norte Chico. Señala que la fecha más antigua asociada de forma segura con una ciudad es el 3500 a. C., en Huaricanga, en el área de Fortaleza del norte, según las fechas de Haas. [5]

Las fechas de principios del tercer milenio de Haas sugieren que el desarrollo de los sitios costeros y del interior se produjo en paralelo. Pero, del 2500 al 2000 a. C., durante el período de mayor expansión, la población y el desarrollo se desplazaron decisivamente hacia los sitios del interior. Todo el desarrollo aparentemente ocurrió en grandes sitios del interior como Caral, aunque siguieron dependiendo de los pescados y mariscos de la costa. [6] El pico en las fechas está en consonancia con las fechas de Shady en Caral, que muestran habitación desde 2627 a. C. hasta 2020 a. C. [12] Sin embargo, sigue en discusión que los sitios costeros y del interior se desarrollaron en conjunto (ver la siguiente sección).

Alrededor del 1800 aC, la civilización Norte Chico comenzó a declinar, con centros más poderosos apareciendo al sur y al norte a lo largo de la costa, y al este dentro del cinturón de los Andes. El éxito de Norte Chico en la agricultura basada en el riego puede haber contribuido a que se eclipsara. La profesora antropóloga Winifred Creamer de la Universidad del Norte de Illinois señala que "cuando esta civilización está en declive, comenzamos a encontrar canales extensos más al norte. La gente se estaba mudando a un terreno más fértil y llevando consigo sus conocimientos de riego". [7] Pasarían mil años antes del surgimiento de la próxima gran cultura peruana, la Chavín.

Los arqueólogos han observado vínculos culturales con las zonas montañosas. En particular, se han sugerido los vínculos con la tradición religiosa de Kotosh.

Numerosos elementos arquitectónicos encontrados entre los asentamientos de Supe, incluyendo patios circulares subterráneos, pirámides escalonadas y plataformas secuenciales, así como restos materiales y sus implicaciones culturales, excavados en Aspero y los sitios del valle que estamos excavando (Caral, Chupacigarro, Lurihuasi, Miraya). , se comparten con otros asentamientos de la zona que participaron en lo que se conoce como la Tradición Religiosa Kotosh. [18] [19] Las más específicas entre estas características son las habitaciones con bancos y hogares con conductos de ventilación subterráneos, nichos de pared, cuentas biconvexas, flautas musicales, etc. [20]

La investigación sobre Norte Chico continúa, con muchas preguntas sin resolver. El debate está en curso sobre dos cuestiones relacionadas: el grado en que el florecimiento del Norte Chico se basó en los recursos alimentarios marítimos y la relación exacta que esto implica entre los sitios costeros y del interior. [NB 2]

Dieta confirmada Editar

Se ha sugerido un esquema amplio de la dieta Norte Chico. En Caral, las plantas comestibles domesticadas señaladas por Shady son calabaza, frijol, lúcuma, guayaba, pacay (Inga feuilleei) y batata. [12] Haas et al. notó los mismos alimentos en su encuesta más al norte, mientras agregaba aguacate y achira. En 2013, Haas et al. (vea abajo). [21]

También hubo un componente importante de productos del mar tanto en los sitios costeros como en el interior. Shady señala que "los restos de animales son casi exclusivamente marinos" en Caral, entre ellos almejas y mejillones, y grandes cantidades de anchoas y sardinas. [12] Está claro que el pescado de anchoa llegó al interior, [5] aunque Haas sugiere que "los mariscos [que incluirían almejas y mejillones], los mamíferos marinos y las algas no parecen haber sido porciones importantes de la dieta en el interior, emplazamientos no marítimos ". [dieciséis]

Teoría de una fundación marítima para la civilización andina Editar

El papel de los mariscos en la dieta Norte Chico ha suscitado debate. Gran parte del trabajo de campo temprano se realizó en la región de Aspero en la costa, antes de que se reconocieran el alcance total y la interconexión de los varios sitios de la civilización. En un artículo de 1973, Michael E. Moseley sostuvo que una economía de subsistencia marítima (mariscos) había sido la base de la sociedad y su florecimiento notablemente temprano, [10] una teoría posteriormente elaborada como una "base marítima de la civilización andina" (MFAC) . [22] [23] También confirmó una falta de cerámica previamente observada en Aspero, y dedujo que los "montículos" en el sitio constituían los restos de montículos de plataformas artificiales.

Esta tesis de una fundación marítima era contraria al consenso académico general de que el surgimiento de la civilización se basó en la agricultura intensiva, particularmente de al menos un cereal. La producción de excedentes agrícolas se había considerado durante mucho tiempo esencial para promover la densidad de población y el surgimiento de una sociedad compleja. Las ideas de Moseley serían debatidas y cuestionadas (por ejemplo, que se sobrestimaron los restos marítimos y su contribución calórica) [24], pero han sido tratadas como plausibles tan tarde como el resumen de la literatura de Mann en 2005.

Concomitante con la hipótesis de la subsistencia marítima, estaba un predominio implícito de los sitios inmediatamente adyacentes a la costa sobre otros centros. Esta idea fue sacudida por la comprensión de la magnitud de Caral, un sitio del interior. Complementario al artículo de Shady de 1997 que data de Caral, un 2001 Ciencias El artículo de noticias enfatizó el predominio de la agricultura y también sugirió que Caral era el centro urbano más antiguo de Perú (y de toda América). Desaprobó la idea de que la civilización pudiera haber comenzado junto a la costa y luego trasladarse hacia el interior. Se citó a un arqueólogo que sugirió que "en lugar de antecedentes costeros a sitios monumentales del interior, lo que tenemos ahora son pueblos satélites costeros a sitios monumentales del interior". [17]

Estas afirmaciones fueron rápidamente desafiadas por Sandweiss y Moseley, quienes observaron que Caral, aunque es el sitio precerámico más grande y complejo, no es el más antiguo. Admitieron la importancia de la agricultura para la industria y para aumentar la dieta, al tiempo que afirmaron ampliamente "el papel formador de los recursos marinos en la civilización andina temprana". [25] Los estudiosos ahora están de acuerdo en que los sitios del interior tenían poblaciones significativamente mayores, y que había "tanta más gente a lo largo de los cuatro ríos que en la orilla que tenían que haber sido dominantes". [5]

La pregunta restante es cuál de las áreas se desarrolló primero y creó una plantilla para el desarrollo posterior. [26] Haas rechaza las sugerencias de que el desarrollo marítimo en los sitios inmediatamente adyacentes a la costa fue inicial, apuntando a un desarrollo contemporáneo basado en su datación. [6] Moseley sigue convencido de que la costa de Aspero es el sitio más antiguo y que su subsistencia marítima sirvió de base para la civilización. [5] [25]

Fuentes de algodón y alimentos Editar

Algodón (de la especie Gossypium barbadense) probablemente proporcionó la base del dominio del interior sobre la costa (ya sea que el desarrollo haya sido anterior, posterior o contemporáneo). [5] [16] Aunque no comestible, era el producto de riego más importante del Norte Chico, vital para la producción de redes de pesca (que a su vez proporcionaban recursos marítimos), así como para los textiles y la tecnología textil. Haas señala que "el control sobre el algodón permite que una élite gobernante proporcione el beneficio de la tela para la ropa, los bolsos, los abrigos y los adornos". [16] Está dispuesto a admitir un dilema de dependencia mutua: "Los habitantes prehistóricos del Norte Chico necesitaban los recursos pesqueros para su proteína y los pescadores necesitaban el algodón para hacer las redes para pescar". [16] Por lo tanto, identificar al algodón como un recurso vital producido en el interior no resuelve por sí mismo la cuestión de si los centros del interior fueron un progenitor de la costa o viceversa. Moseley sostiene que los centros marítimos exitosos se habrían trasladado tierra adentro para encontrar algodón. [5] La relación exacta entre los recursos alimentarios y la organización política sigue sin resolverse.

El desarrollo de Norte Chico es particularmente notable por la aparente ausencia de un alimento básico. Sin embargo, estudios recientes cuestionan cada vez más esto y apuntan al maíz como la columna vertebral de la dieta de esta y posteriores civilizaciones precolombinas. [27] Moseley encontró una pequeña cantidad de mazorcas de maíz en 1973 en Aspero (también visto en el trabajo del sitio en las décadas de 1940 y 1950) [10] pero desde entonces ha calificado el hallazgo de "problemático". [25] Sin embargo, ha surgido cada vez más evidencia sobre la importancia del maíz en este período:

Las pruebas arqueológicas en varios sitios en la región Norte Chico de la costa norte central proporcionan una amplia gama de datos empíricos sobre la producción, procesamiento y consumo de maíz. Los nuevos datos extraídos de coprolitos, registros de polen y residuos de herramientas de piedra, combinados con 126 fechas de radiocarbono, demuestran que el maíz se cultivó ampliamente, se procesó intensamente y constituyó un componente principal de la dieta durante el período comprendido entre 3000 y 1800 a. C. [21]


La vida de un arqueólogo peruano está amenazada por Caral-Chupacigarro - Historia

Jhony Islas / AP Un grabado gigante de 2.000 años en forma de gato fue encontrado en el famoso sitio de las Líneas de Nazca en Perú.

Aparte de Machu Picchu, las antiguas Líneas de Nazca son la atracción turística más grande de Perú. Una colección de geoglifos más grandes que la vida que fueron grabados en el suelo por pueblos indígenas hace miles de años, las Líneas de Nazca acaban de ganar una nueva atracción.

De acuerdo a CNN, un grabado masivo de un felino fue descubierto recientemente durante trabajos de mantenimiento en las Líneas de Nazca, un sitio oficial del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

La talla recién descubierta, que se extiende más de 121 pies de largo en una meseta de la ladera, está formada por un par de ojos tallados, orejas puntiagudas y una cola grande.

& # 8220 Las representaciones de este tipo de felinos se encuentran frecuentemente en la iconografía de la cerámica y los textiles en la sociedad Paracas, & # 8221 el país & # 8217s escribió en un comunicado el Ministerio de Cultura, una referencia a la antigua cultura sudamericana que una vez dominó el región.

Los investigadores excavaron el geoglifo durante el cierre del sitio y # 8217 en medio de la pandemia mundial de COVID-19. La talla de gato recién descubierta se creó en algún momento entre el 200 a. C. hasta el 100 a.C. durante el período de Paracas tardío en lo que hoy es el sur de Perú.

Jhony Islas / AP El enorme geoglifo fue desenterrado durante los trabajos de mantenimiento en las Líneas de Nazca, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Se cree que la talla del gato es más antigua que cualquiera de los geoglifos prehistóricos desenterrados anteriormente en el sitio. También es la representación de animales más grande descubierta allí hasta ahora.

Las Líneas de Nazca fueron creadas por antiguos peruanos, raspando la capa superior de roca negra y grava del suelo para revelar un lecho de roca que era de color mucho más claro.

Esto resultó en cientos de tallas gigantes que, cuando se observan desde arriba, forman claramente representaciones de varios animales, plantas, aves e intrincados diseños abstractos.

Los antiguos geoglifos de las Líneas de Nazca cubren aproximadamente 174 millas cuadradas de tierra y se cree que fueron creados entre el 100 a. C. y el 700 d. C.

Finalmente salieron a la luz miles de años después, durante la década de 1920, cuando el arqueólogo peruano Toribio Mejia Xesspe descubrió las sorprendentes representaciones talladas en el paisaje rocoso de la región. A medida que los viajes aéreos se volvieron más frecuentes en la década de 1930, se descubrieron aún más líneas.

En los últimos años, los científicos comenzaron a utilizar nueva tecnología para descubrir un tesoro de grabados antiguos en todo el paisaje.En 2019, un grupo de investigadores japoneses identificó con éxito más de 140 nuevos diseños entre las Líneas de Nazca utilizando datos 3D de alta resolución para descubrir grabados que aún estaban ocultos.

La enorme talla de gato es el último hallazgo en el misterioso sitio de las Líneas de Nazca. Aún no está claro para qué se destinaron exactamente estos grabados gigantes, aunque algunos expertos sospechan que sirvieron como marcadores de viaje.

Es de esperar que más estudios en el sitio ayuden a los arqueólogos a comprender mejor estos enigmáticos geoglifos y descubrir su verdadero propósito y significado.

Masaki Eda
Se han excavado cientos de geoglifos como parte de las antiguas Líneas de Nazca, incluida esta representación de colibrí.

Como describe la UNESCO estos dibujos antiguos:

& # 8220 Son el grupo de geoglifos más destacado en todo el mundo y son incomparables en su extensión, magnitud, cantidad, tamaño, diversidad y tradición antigua a cualquier obra similar en el mundo. La concentración y yuxtaposición de las líneas, así como su continuidad cultural, demuestran que esta fue una actividad importante y duradera, que duró aproximadamente mil años. & # 8221

Por ahora, el sitio de las Líneas de Nazca permanecerá cerrado a los visitantes. El sitio normalmente está restringido al público debido a la naturaleza frágil de las tallas y, según los informes, incluso los funcionarios gubernamentales de alto rango tienen prohibido caminar por el sitio sin una autorización especial.

La única forma de ver estas fascinantes imágenes es mediante recorridos en avión o viéndolos desde puntos estratégicos designados.

& # 8220La figura era apenas visible y estuvo a punto de desaparecer porque se encuentra en una pendiente bastante empinada que & # 8217 es propensa a los efectos de la erosión natural & # 8221, dijo el Ministerio de Cultura en su comunicado.

Afortunadamente, esta imagen se encontró antes de que pudiera erosionarse, lo que proporciona una nueva ventana a una cultura antigua que los científicos aún tienen que comprender por completo.

& # 8220Es & # 8217 bastante sorprendente que & # 8217 estemos todavía encontrando nuevas figuras, & # 8221 Johny Isla, Perú & # 8217, arqueólogo jefe de las Líneas de Nazca, dijo a la agencia de noticias española Efe, & # 8220pero también sabemos que hay más por encontrar. & # 8221

A continuación, aprenda por qué algunas personas creen que los antiguos sumerios fueron visitados por seres extraterrestres y adéntrese en el misterio sin resolver de las Piedras Guía de Georgia, el propio Stonehenge de Estados Unidos.


Ver el vídeo: Caral Sucedió en el Perú (Junio 2022).