Podcasts de historia

NBA suspende a Latrell Sprewell por entrenador de ataque

NBA suspende a Latrell Sprewell por entrenador de ataque


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El 4 de diciembre de 1997, la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA) suspende a Latrell Sprewell, tres veces armador All Star de los Golden State Warriors, por un año después de que atacó al entrenador de los Warriors, P.J. Carlesimo. Durante la práctica del 1 de diciembre, Sprewell tuvo un enfrentamiento verbal con Carlesimo cuando el entrenador le dijo que “pusiera un poco de mostaza” en un pase. Cuando Carlesimo se le acercó, Sprewell agarró al otro hombre por el cuello y comenzó a estrangularlo, hasta que varios otros jugadores y oficiales del equipo se lo llevaron. Cuando se le dijo que abandonara la práctica, Sprewell regresó en 20 minutos y le lanzó un puñetazo a Carlesimo antes de que lo alejaran nuevamente.

Carlesimo, quien era conocido por su estilo de entrenamiento agresivo y, a menudo, de confrontación, tenía un historial de problemas con Sprewell, ya que anteriormente había enviado a la banca al guardia, el máximo anotador de su equipo, después de que llegara tarde a los entrenamientos. Los Warriors inicialmente rescindieron el contrato de Sprewell, y su suspensión de un año fue la más larga jamás otorgada por la NBA. Después de que Sprewell presionó por el arbitraje, la sentencia se redujo más tarde a 68 juegos, una brecha que todavía le costó a Sprewell unos $ 6 millones en salarios. Después de que Sprewell fuera reinstalado, Golden State lo traspasó a los New York Knicks, donde reanudó su carrera en 1999 y fue aceptado por los fanáticos como un antihéroe rebelde. Carlesimo fue despedido por Golden State a principios de la temporada de 1999 luego de que su equipo comenzara con un 6-21.

En julio de 2003, los Knicks cambiaron a Sprewell a los Minnesota Timberwolves. Durante sus 13 temporadas con la NBA, Sprewell acumuló un promedio de 18.3 puntos por juego y ayudó a llevar a los Timberwolves a un puesto en los playoffs durante la temporada 2004-05. Cuando terminó la temporada, sin embargo, Sprewell rechazó un pase de tres años. , Oferta de extensión de $ 21 millones de los Timberwolves. A finales de 2007, seguía siendo agente libre.


1997 NBA suspende a Latrell Sprewell por entrenador de ataque

El 4 de diciembre de 1997, la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA) suspende a Latrell Sprewell, tres veces armador All Star de los Golden State Warriors, por un año después de que atacó al entrenador de los Warriors, P.J. Carlesimo. Durante la práctica del 1 de diciembre, Sprewell tuvo un enfrentamiento verbal con Carlesimo cuando el entrenador le dijo que “pusiera un poco de mostaza” en un pase. Cuando Carlesimo se le acercó, Sprewell agarró al otro hombre por el cuello y comenzó a estrangularlo, hasta que varios otros jugadores y oficiales del equipo se lo llevaron. Cuando se le dijo que abandonara la práctica, Sprewell regresó en 20 minutos y le lanzó un puñetazo a Carlesimo antes de que lo apartaran nuevamente.

Carlesimo, quien era conocido por su estilo de entrenamiento agresivo y, a menudo, de confrontación, tenía un historial de problemas con Sprewell, ya que anteriormente había enviado a la banca al guardia, el máximo anotador de su equipo, después de que llegara tarde a los entrenamientos. Los Warriors inicialmente rescindieron el contrato de Sprewell, y su suspensión de un año fue la más larga jamás otorgada por la NBA. Después de que Sprewell presionó por el arbitraje, la sentencia se redujo más tarde a 68 juegos, una brecha que todavía le costó a Sprewell unos $ 6 millones en salarios. Después de que Sprewell fuera reinstalado, Golden State lo traspasó a los New York Knicks, donde reanudó su carrera en 1999 y fue aceptado por los fanáticos como un antihéroe rebelde. Carlesimo fue despedido por Golden State a principios de la temporada de 1999 después de que su equipo comenzara con un 6-21.

En julio de 2003, los Knicks cambiaron a Sprewell a los Minnesota Timberwolves. Durante sus 13 temporadas con la NBA, Sprewell acumuló un promedio de 18.3 puntos por juego y ayudó a llevar a los Timberwolves a un puesto en los playoffs durante la temporada 2004-05. Sin embargo, cuando terminó la temporada, Sprewell rechazó un pase de tres años. , Oferta de extensión de $ 21 millones de los Timberwolves. A finales de 2007, seguía siendo agente libre.


Sprewell está suspendido por la NBA

Menos de 12 horas después de que sus antiguos empleadores, los Golden State Warriors, rescindieran su contrato y su saldo de 23,7 millones de dólares, la NBA rescindió las perspectivas laborales de Latrell Sprewell, suspendiéndolo por un año, el resto de esta temporada y el comienzo de la siguiente.

Además, la compañía de zapatillas Converse, que se había comprometido a respaldar a Sprewell, lo abandonó.

"Latrell Sprewell agredió al entrenador P.J. Carlesimo dos veces en la práctica del lunes", dijo el comisionado de la NBA, David Stern. “Primero, lo estranguló hasta que lo apartó a la fuerza. Luego, después de dejar la práctica, el Sr. Sprewell regresó y se abrió camino entre otros para cometer un segundo asalto, esta vez claramente premeditado.

“Una liga deportiva no tiene que aceptar ni tolerar un comportamiento que no sería tolerado en ningún otro segmento de la sociedad. En consecuencia, Latrell Sprewell está suspendido de la NBA por un año ”.

La suspensión es la más larga en la historia de la NBA. El récord lo tenía Kermit Washington, de los Lakers, quien se perdió la mitad de la temporada 1977-78 después de lanzar el puñetazo que se derrumbó en la cara de Rudy Tomjanovich.

Billy Hunter, director de la Asociación de Jugadores de la NBA, quien había criticado a Sprewell e indicó que el sindicato se mantendría al margen cuando los Warriors dictaran la primera suspensión de 10 juegos, dijo que ahora presentará una queja.

Sin embargo, los hechos centrales no están en disputa. En una serie de entrevistas que concedió Sprewell el miércoles, admitió haber agredido dos veces a Carlesimo después de que el entrenador lo echara de la práctica del lunes, lo estranguló, le dijo "te voy a matar" y más tarde, después de ir a la oficina principal. para exigir un intercambio, regresar y volver a perseguirlo.

Sin embargo, existe una disputa sobre la provocación.

El gerente general de Warrior, Garry St. Jean, dijo que Sprewell cometió “múltiples agresiones no provocadas”, pero el Contra Costa Times citó a un guerrero anónimo que dijo: “P.J. lo provocó ", alegando que Carlesimo caminó tres cuartos de la longitud de la cancha para enfrentarse a Sprewell, quien no dejaba de advertirle:" No se me acerque ".

"Toda la frustración se había acumulado hasta el punto en que no podía soportarlo más", dijo Sprewell al San Francisco Chronicle. “Solo quería que P.J. me dejara en paz, básicamente. . . . Llegué al punto en el que no pude soportarlo más ".

Sprewell dijo que solo pronunció la amenaza de muerte porque "estaba molesto". Sin embargo, se incorporó seguridad adicional para el partido del miércoles.

La suspensión es efectiva de inmediato y terminará el 3 de diciembre de 1998. Sprewell puede ser recogido con exenciones o firmado como agente libre cuando las exenciones vencen, pero no puede jugar para un nuevo equipo hasta entonces.

Mientras tanto, Converse, cuya portavoz había dicho el martes, "Latrell todavía va a estar con nosotros", recortó sus pérdidas el jueves.

Ni Sprewell ni su agente, Arn Tellem, estuvieron disponibles para hacer comentarios el jueves. Tellem había indicado que comenzarían el proceso de quejas antes de que la liga actuara.

(INICIAR TEXTO DE INFOBOX / INFOGRAPHIC)

Latrell Sprewell de Golden State es el quinto jugador en ser suspendido por la NBA y el primero por insubordinación:

* 1954 - Jack Molinas de Fort Wayne Pistons fue excluido de por vida por apostar y ocho años más tarde estuvo implicado en un escándalo de apuestas universitarias.

* 1986 - Micheal Ray Richardson de New Jersey Nets fue suspendido por abuso de sustancias y fue reinstalado el 21 de julio de 1988.

* 1987 - Mitchell Wiggins y Lewis Lloyd de Houston Rockets fueron suspendidos por abuso de sustancias. Wiggins fue reinstalado el 27 de julio de 1989 y Lloyd fue reinstalado el 9 de septiembre de 1989.

* 1995 - Roy Tarpley de los Dallas Mavericks fue prohibido por consumir alcohol, lo que violaba los términos de su acuerdo de cuidados posteriores. Tarpley había sido prohibido por la liga en 1991 y reinstalado el 30 de septiembre de 1994.

* 1997 - El comisionado David Stern suspendió a Latrell Sprewell de Golden State por un año, la suspensión más larga en la historia de la liga, por lo que llamó un "asalto premeditado" al entrenador P.J. Carlesimo.

(INICIAR TEXTO DE INFOBOX / INFOGRAPHIC)

Texto de la declaración del comisionado de la NBA, David Stern, sobre la suspensión de un año de Latrell Sprewell por parte de la liga:

Latrell Sprewell agredió al entrenador P.J. Carlesimo dos veces en la práctica del lunes. Primero lo estranguló hasta que lo apartó a la fuerza. Luego, después de dejar la práctica, el Sr. Sprewell regresó y se abrió camino entre otros para cometer un segundo asalto, esta vez claramente premeditado.

Una liga deportiva no tiene que aceptar ni tolerar un comportamiento que no sería tolerado en ningún otro segmento de la sociedad. En consecuencia, Latrell Sprewell está suspendido de la NBA por un año.


Sprewell gana el arbitraje de la NBA

Latrell Sprewell, despedido y suspendido por un año por atacar a su entrenador, obtuvo una doble victoria el miércoles cuando un árbitro dictaminó que el equipo debe restablecer su contrato y la Asociación Nacional de Baloncesto debe reducir su suspensión en cinco meses.

Sprewell se convertirá en miembro de los Golden State Warriors el 1 de julio, cuando terminará su suspensión impuesta por la NBA.

Fue suspendido por un año por el comisionado de la NBA David Stern, la sanción no relacionada con las drogas más larga en la historia de la liga, por su ataque del 1 de diciembre al entrenador P.J. Carlesimo.

Stern citó el "premeditado" naturaleza del ataque, pero el árbitro John Feerick rechazó esa caracterización.

"La evidencia indica que no hay antecedentes de que la liga y un equipo impongan disciplina por la misma conducta violenta, dentro o fuera de la cancha", agregó. Feerick escribió en su decisión. "Esto habla del tema de la equidad, como yo lo veo".

El restablecimiento del contrato de Sprewell significa que se le pagarán los $ 16,3 millones restantes durante los dos últimos años de su contrato.

Noticias de actualidad

Fue una victoria rotunda para Sprewell y el sindicato de jugadores, que argumentaron que las penas eran indebidamente duras y sin precedentes.

"Esta decisión es una victoria compartida por Latrell y los otros 400 miembros de nuestro sindicato. Reafirma la inviolabilidad de los contratos garantizados en la NBA", agregó. dijo el presidente del sindicato Billy Hunter.

Sprewell se ha perdido 44 partidos desde que los Warriors rescindieron su contrato el 3 de diciembre. Al final de la temporada, se habrá perdido 68 juegos, lo que le costó $ 6.4 millones en salario perdido.

Permanece excluido de las instalaciones del equipo de los Warriors y los estadios de la NBA hasta el 1 de julio.

Su regreso está sujeto a que la NBA reciba garantías de Sprewell y la asociación de jugadores de que controlará y manejará su temperamento, dictaminó Feerick.

Sprewell presentó dos quejas, una contra los Warriors por rescindir los tres años restantes de su contrato de cuatro años y $ 32 millones, la otra contra la liga por imponer la suspensión de un año.

En una audiencia de arbitraje celebrada en enero y febrero, los abogados de Sprewell argumentaron que él era el primer jugador en ser sancionado tanto por la liga como por un equipo por una transgresión grave. Su lado también argumentó que el convenio colectivo establece claramente que una sanción en un caso como este podría ser emitida por un equipo o por la liga, pero no por ambos.

El lado de Sprewell también argumentó que la suspensión de un año era demasiado severa en comparación con las sanciones anteriores emitidas por la NBA.

La NBA argumentó que la sanción no fue excesiva, dada la naturaleza del ataque. El departamento de seguridad de la liga entrevistó a 23 testigos y determinó que Sprewell se peleó con Carlesimo en la práctica y estranguló al entrenador, luego regresó unos 20 minutos después y lo golpeó.

El sindicato disputó si un puñetazo aterrizó en el segundo enfrentamiento.

Los Warriors argumentaron que tenían derecho a rescindir el contrato de Sprewell según el contrato del jugador uniforme, que dice que los jugadores deben "cumplir con las normas de buena ciudadanía y buen carácter moral" y prohíbe "participar en actos de depravación moral".

Escrito por Chris Sheridan
& copy1998 The Associated Press. Reservados todos los derechos. Este material no puede ser publicado, difundido, reescrito o redistribuido.

Publicado por primera vez el 4 de marzo de 1998/15:21

& copy 1998 The Associated Press. Reservados todos los derechos. Este material no puede ser publicado, difundido, reescrito o redistribuido.


PRO BALONCESTO N.B.A. Suspende al jugador que atacó a su entrenador

La Asociación Nacional de Baloncesto suspendió a Latrell Sprewell de los Golden State Warriors por un año sin paga ayer, tres días después de que el escolta All-Star de 27 años agrediera físicamente a su entrenador, P. J. Carlesimo.

La sanción fue rápida y la más severa jamás impuesta a un jugador profesional por lo que la liga clasificó como insubordinación. Señaló la determinación de la liga de lidiar con los problemas de conducta que han empañado su imagen. Y fue justificado, dijo la liga, por la gravedad del ataque, en el que Sprewell estranguló al técnico, amenazó con matarlo y lo golpeó en una sesión de práctica el lunes.

& # x27 & # x27Una liga deportiva no tiene que aceptar ni tolerar un comportamiento que no sería tolerado en ningún otro segmento de la sociedad & # x27 & # x27, dijo el comisionado David Stern en un comunicado.

La acción del comisionado & # x27s siguió a la decisión de los Warriors & # x27 el miércoles por la noche de rescindir el resto del contrato de $ 32 millones de Sprewell & # x27.

Ayer, el director ejecutivo de la Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto, Billy Hunter, dijo que planeaba presentar quejas por separado impugnando tanto la rescisión del contrato como la suspensión de la liga. Es casi seguro que la disputa irá ante un árbitro.

& # x27 & # x27 Despojar a un jugador de su capacidad para ganarse la vida durante un año completo en base a un incidente es un castigo excesivo e irrazonable, & # x27 & # x27 Hunter dijo en un comunicado. & # x27 & # x27 Anteriormente dijimos que no impugnaríamos una suspensión de 10 juegos a pesar de que le costaría a Latrell $ 1 millón en salario.

& # x27 & # x27 Ahora parece como si alguna otra agenda estuviera impulsando a los Warriors y a la N.B.A. Una pérdida de salario de $ 25 millones y una expulsión de un año es asombrosa. & # X27 & # x27

Sprewell, en su quinta temporada fuera de la Universidad de Alabama, había ganado $ 9.95 millones entrando en esta temporada - $ 2.95 millones en su contrato original de cuatro años, y otros $ 7 millones la temporada pasada en el primer año de sus cuatro años, $ 32 millones. contrato. Al rescindir su contrato, los Warriors citaron el Contrato Uniforme de Jugador, que establece que los jugadores deben & # x27 & # x27 cumplir con los estándares de buena ciudadanía y buen carácter moral & # x27 & # x27.

El incidente se produce en un momento en que la liga se ha visto acosada por problemas que van desde acciones criminales hasta insubordinación y falta de respeto a la autoridad. En el último año, Dennis Rodman, el delantero de los Chicago Bulls, fue suspendido y multado por patear a un camarógrafo en la cancha en la ingle Allen Iverson de Filadelfia, el novato del año en 1997, no impugnó un cargo de armas, y Charles Barkley de Houston fue acusado recientemente en un incidente en el que testigos dijeron que arrojó a un hombre a través de una ventana de vidrio después de un disturbio en un bar en Orlando, Florida.

Stern explicó su fallo al caracterizar a Sprewell como un jugador que no solo había perdido el control durante una disputa en un entrenamiento del equipo el lunes, sino también uno que tuvo tiempo de calmarse antes de regresar para un segundo ataque.

& # x27 & # x27Latrell Sprewell agredió al entrenador P. J. Carlesimo dos veces en la práctica del lunes & # x27s, & # x27 & # x27 Stern. & # x27 & # x27 Primero, lo estranguló hasta que lo apartó a la fuerza. Luego, después de dejar la práctica, el Sr. Sprewell regresó y se abrió camino entre otros para cometer un segundo asalto, esta vez claramente premeditado. & # X27 & # x27

Ayer no se pudo contactar a Sprewell para hacer comentarios. Pero su agente, Arn Tellem, dijo anoche: & # x27 & # x27Es totalmente excesivo y está fuera de los límites de cualquier precedente en la historia de los deportes de equipo. Es un abuso de los poderes del comisionado. Dados todos los demás incidentes que involucran a jugadores y árbitros e incluso a jugadores y entrenadores, esta penalización está totalmente fuera de línea con cualquier cosa que haya sucedido antes.

En una entrevista televisiva con una estación de San Francisco en su casa el miércoles por la noche, Sprewell se disculpó en su primera declaración pública sobre el ataque y admitió que había cometido un error.

Pero no se disculpó con Carlesimo, sino que retrató al entrenador como alguien cuyo patrón de abuso verbal en el transcurso de dos meses ya no podía tolerar.

Si la reputación de Sprewell & # x27 se empaña, también lo está su poder adquisitivo en este momento. Dependiendo de los resultados del arbitraje pendiente que enfrenta a los Warriors y la liga contra la asociación de jugadores, Sprewell puede perder una parte sustancial de su salario de $ 7.7 millones esta temporada y más de $ 24 millones durante la duración de su contrato.

Además, Converse, la empresa de calzado que representa Sprewell, rescindió ayer su contrato de patrocinio. Según Bob Williams, presidente de Burns Sports, que consulta a las agencias de publicidad sobre patrocinadores deportivos, el contrato de Converse para un jugador del calibre Latrell Sprewell & # x27s tiene un valor de entre $ 300,000 y $ 600,000 al año.

Una audiencia de arbitraje sobre la terminación de su contrato o la suspensión puede involucrar el testimonio de docenas de jugadores que fueron entrenados por Carlesimo, quien tiene la reputación de ser un entrenador ruidoso y directo.

La asociación de jugadores trató de tomar ese ángulo ayer, utilizando un comunicado de prensa que retrataba a Carlesimo como alguien que podría haber evitado el altercado al no moverse hacia Sprewell mientras se enfurecía.

& # x27 & # x27Algunas personas han dicho que Latrell cruzó la línea con sus acciones, & # x27 & # x27, dijo Patrick Ewing, el centro de los Knick, quien también es el presidente de la asociación de jugadores. & # x27 & # x27 Creemos que la N.B.A. y los Warriors han cruzado la línea con sus acciones. & # x27 & # x27

Según un funcionario de la liga familiarizado con el proceso de investigación de la liga, la falta de remordimiento de Sprewell hacia Carlesimo y la escasa cooperación inicial en el proceso de investigación pueden haber perjudicado sus posibilidades de una suspensión más corta. Sprewell, dijo el funcionario, se negó a hablar con miembros de la asociación de jugadores a través de una conferencia telefónica el martes, el día después del incidente.

Horace Balmer, vicepresidente de seguridad de la liga y parte de un equipo de seguridad de tres personas, entrevistó a Sprewell por teléfono el mismo día. Otros jugadores fueron entrevistados el martes y miércoles.

Hunter había planeado llevar a Sprewell a Nueva York para reunirse con la liga y presentar su versión de los hechos. Pero ayer por la mañana, la liga había terminado su investigación, y Russ Granik, el comisionado adjunto de la liga, llamó a Hunter y le dijo que no se molestara en traer a Sprewell a Nueva York, diciendo: & # x27 & # x27 & # x27 Ya tomamos nuestra decisión. & # x27 & # x27

Carlesimo ha dicho que no buscará cargos penales contra Sprewell, y un portavoz del departamento de policía de Oakland, California, dijo ayer que no sabía de ninguna acción separada que estuviera planeada.

La suspensión anterior más larga emitida por la N.B.A. por una transgresión no relacionada con las drogas llegó en 1977, cuando Kermit Washington de los Lakers fue suspendido por 60 días, cubriendo 26 juegos, luego de que rompió la mandíbula de Houston & # x27s Rudy Tomjanovich con un puñetazo durante un juego.

El 28 de marzo de 1977, Lenny Randle, del béisbol & # x27s Texas Rangers, golpeó a su manager, Frank Lucchesi, tres veces antes de un juego de exhibición. Los Rangers multaron a Randle con $ 10,000 y lo suspendieron por 30 días, lo que resultó en una pérdida de $ 13,408 en salario.

Las ligas han impuesto suspensiones por infracciones relacionadas con las drogas o los juegos de azar. Dos ex N.B.A. Los jugadores, Roy Tarpley y Richard Dumas, fueron suspendidos de por vida por violar la política de abuso de sustancias de la liga. Para los Warriors, el incidente de Sprewell se produjo en medio de una temporada miserable en la que ganaron 1 juego y perdieron 14 esta temporada.

El lunes, Sprewell puede ser fichado por cualquier otro equipo de la liga & # x27s 28. Pero al menos por ahora no es elegible para volver a trabajar o jugar hasta el 3 de diciembre de 1998.


NBA suspende a Sprewell

La Asociación Nacional de Baloncesto apoyó el jueves la decisión de los Golden State Warriors de rescindir el contrato de Latrell Sprewell, suspendiendo al escolta All-Star por un año.

El comisionado de la NBA, David Stern, citó los incidentes en la práctica del lunes, en los que Sprewell estranguló al entrenador en jefe P.J. Carlesimo, luego regresó y trató de golpearlo.

Stern agregó: "Una liga deportiva no tiene que aceptar ni tolerar un comportamiento que no sería tolerado en ningún otro segmento de la sociedad. En consecuencia, Latrell Sprewell está suspendido de la NBA por un año".

La declaración continuó diciendo que la suspensión, sin paga, entra en vigencia de inmediato y finalizará el 3 de diciembre del próximo año.

Los Warriors habían rescindido el contrato de Sprewell por cuatro años y $ 32 millones el miércoles debido al ataque, una acción sin precedentes por insubordinación por parte de un equipo de la NBA. Dos jugadores, Roy Tarpley y Richard Dumas, habían sido despedidos previamente por consumo de drogas.

Los Warriors también habían solicitado exenciones sobre Sprewell, un movimiento de procedimiento que podría haberlo hecho elegible para ser firmado por otro equipo. La acción de la liga le impide jugar para nadie más.

Sprewell no solo perderá más de $ 8 millones en salario, sino también el dinero que recibió por respaldar los productos Converse. El fabricante de zapatillas anunció el jueves que revocaría su decisión del día anterior y cancelaría su contrato con Sprewell.

El movimiento de los Warriors provocó una pelea legal con el sindicato de jugadores, y la acción del jueves por parte de la NBA es un fuerte indicio de que la liga entrará en batalla junto al equipo.

El agente de Sprewell, Arn Tellem, dijo el miércoles por la noche que presentaría una queja de inmediato y que la Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto "está de acuerdo con nosotros y luchará enérgicamente contra esto".

Si tiene éxito, la movida de los Warriors, anunciada después de su derrota por 95-67 ante los Cleveland Cavaliers el miércoles por la noche, anularía el resto del contrato de cuatro años y $ 32 millones que Sprewell firmó hace dos veranos.

El equipo ahorraría alrededor de $ 24 millones y podría quedar por debajo del tope salarial de la NBA la próxima temporada baja, lo que le permitiría buscar agentes libres que podrían ayudar a revertir la decadente fortuna del club. Los Warriors tienen marca de 1-14 y parecen estar seguros de perderse los playoffs por cuarta temporada consecutiva.

El gerente general Garry St. Jean insistió en que el dinero no era el tema central de la mudanza.

"Esta no fue una decisión económica", dijo St. Jean.

"Esta fue una decisión sobre la moral y la ética y lo correcto, y esta franquicia se mantiene firme en su creencia".

Tellem, conocido por defender agresivamente a sus clientes sin importar las circunstancias, fue igualmente inflexible en disputar el argumento de los Warriors.

"No pudieron obtener el mejor (intercambio) posible, por lo que decidieron eliminar la obligación financiera", dijo Tellem. "Eso es lo que les importa más que nada. No se trata de una cuestión ética".

St. Jean, quien dijo que Sprewell nunca volverá a jugar para los Warriors sin importar cómo resulte el caso, admitió que no hay certeza de que el equipo pueda simplemente despedir al tres veces All-Star sin darle más compensación.

"Tenemos un buen presentimiento al respecto, pero no puedo decirles que sea sólido como una roca", dijo.

Debido a que el acuerdo de negociación colectiva prevé un arbitraje vinculante como último recurso en caso de que los Warriors y Sprewell no lleguen a un compromiso, el asunto puede resolverse con relativa rapidez.

Eso podría beneficiar al club, que de lo contrario tendría que esperar un largo proceso legal antes de poder utilizar el espacio en el tope salarial que crearía el despido de Sprewell.

Sprewell da su lado y amplt

Menos de cuatro horas antes de que los Warriors anunciaran su movimiento, Sprewell dio su versión de los hechos por primera vez en público. En una entrevista con KPIX-TV, Sprewell lamentó sus acciones pero no se disculpó con Carlesimo.

"Quiero disculparme con mis fans, mi familia y mis amigos que vieron esto", dijo Sprewell. "Definitivamente no es algo que yo apruebe, pero sucedió. Y ese es un error que cometí.

"Creo que se sabe desde hace algún tiempo que no hemos estado en buenos términos. Y ha pasado más de un mes y no pude soportar el abuso verbal que les ha estado dando a todos los muchachos en el pasado. mes más o menos ".

Varios de los compañeros de equipo de Sprewell señalaron antes del partido que el nervioso Carlesimo no es el entrenador más vociferante que han tenido, y que Sprewell no fue señalado por abuso.

Sin embargo, después del partido, se sorprendieron casi unánimemente al enterarse del despido, y muchos sintieron que el equipo estaba siendo indebidamente duro con su compañero de equipo.

"¿Justo? Ya no sé qué es justo", dijo Bimbo Coles, quien lloraba mientras se sostenía la cabeza entre las manos. Se sentó frente a su casillero, junto al de Sprewell, incrédulo por las noticias que se habían entregado al equipo inmediatamente después del partido.


Sprewell de los Warriors suspendido por atacar y asfixiar al entrenador

Golden State Warriors Latrell Sprewell, a la derecha, se inclina hacia los Portland Trail Blazers Isaiah Rider, mientras busca una canasta en la primera mitad, el sábado 15 de noviembre de 1997, en Oakland, California. AP Photo / Lacy Atkins

Los Golden State Warriors suspendieron a Latrell Sprewell por un mínimo de 10 juegos ayer, horas después de que el tres veces base All-Star y el máximo anotador del equipo atacaran dos veces al entrenador PJ Carlesimo en la práctica, en un momento asfixiándolo y dejando un balón de tres pulgadas. marca en su garganta, anunció el equipo.

La suspensión comienza con el juego en casa de mañana contra los Cleveland Cavaliers y se extiende al menos hasta el juego del 22 de diciembre de los Warriors en los Phoenix Suns. El gerente general Garry St. Jean dijo anoche que entre ahora y entonces, hablará con Sprewell, su agente, Arn Tellem, y los oficiales de la NBA para determinar las condiciones bajo

que el jugador será reinstalado. Sprewell perderá el pago de 10 juegos, más de $ 935,000 de su salario de 1997-98 de $ 7.67 millones. Sprewell, quien ha estado en desacuerdo con Carlesimo casi desde el momento en que se contrató al entrenador en junio, no pudo ser contactado para hacer comentarios anoche. Tampoco Tellem, que tiene su sede en Los Ángeles.

En una conferencia de prensa convocada apresuradamente en las instalaciones de práctica de los Warriors en el centro de Oakland anoche, St. Jean dijo que no podía especular sobre el futuro de Sprewell, quien, como prácticamente todos los jugadores del equipo 1-13, ha sido nombrado disponible en toda la liga en ofertas comerciales durante toda la temporada. "No voy a decir que lo que sucedió (ayer) va a agregar combustible a lo que hacemos", dijo St. Jean.

Sin embargo, mientras St. Jean dijo que había visto enfrentamientos entre entrenador y jugador antes, lo que sucedió ayer fue "muy, muy grave". Eso fue obvio en la aparición de Carlesimo, tanto después de la práctica de la tarde como en la conferencia de prensa de anoche: tenía un rasguño en la garganta donde el Sprewell de 6 pies 5 pies y 190 libras, enojado con el entrenador después de que se le ordenó salir de práctica, se había envuelto los dedos.

Esa tarde se corrió la voz de la pelea, al igual que la especulación de que Sprewell estaba a punto de ser severamente disciplinado, lo que obligó a los Warriors a convocar la conferencia de prensa para contar su versión de la historia.

"Durante la práctica, en dos ocasiones diferentes, hubo palabras pronunciadas durante un simulacro", dijo Carlesimo. "Le pedí a Sprewell que dejara la práctica, no lo hizo, las palabras se convirtieron en contacto físico".

Sprewell finalmente abandonó la cancha y se dirigió al vestuario después de la pelea, que atrajo a todo el equipo desde todos los rincones de la cancha. Pero luego regresó y, en palabras de Carlesimo, "hubo más contacto físico", que se cree que es un intercambio de golpes. Carlesimo no ofreció más detalles y evitó responder preguntas sobre los rasguños, dijo que no creía haber provocado el ataque.

"Lo que queremos afirmar es que la integridad de nuestra franquicia se mantiene fuerte", dijo St. Jean, sentado junto a Carlesimo mientras sus tres entrenadores asistentes, Rod Higgins, Bob Staak y Paul Westhead, estaban cerca. "No vamos a tolerar las acciones en la cancha (ayer)".

St. Jean no mencionó las condiciones que tendría que cumplir Sprewell para poder regresar. Sin embargo, señaló que Sprewell no se disculpó ni mostró remordimiento.

"Si hay un diálogo entre todas las partes de manera positiva", dijo St. Jean, "(la suspensión) podría acortarse un poco. O si no hay progreso, se alargará".

La Asociación de Jugadores de la NBA probablemente apelará la suspensión cuando se le informe hoy.

El 9 de noviembre, durante un partido contra Los Angeles Lakers en Inglewood, Carlesimo y Sprewell discutieron durante un tiempo muerto cuando se vio al jugador riendo durante la derrota por 35 puntos. Carlesimo le ordenó que se fuera del juego, y Sprewell usó una blasfemia y llamó al entrenador "una broma". Dos días después, Carlesimo ordenó que Sprewell saliera de la práctica y lo envió a la banca para el inicio del juego de la noche siguiente contra Detroit en Oakland. La relación entre los dos no ha mejorado, mientras que Sprewell se ha negado deliberadamente a hablar públicamente sobre cualquier tema esta temporada, habitualmente ha ridiculizado a Carlesimo en privado.

Carlesimo y St. Jean insistieron en que el duro castigo no fue el resultado de actos de insubordinación acumulativos. "De lo que se trata la suspensión es de lo que sucedió hoy en la práctica", dijo el técnico, y agregó el calificador, "Obviamente, soy una de las personas involucradas".

St. Jean dijo que habló brevemente con Sprewell en su oficina después de los incidentes, para decirle que se tomarían medidas disciplinarias. Sin embargo, en el momento en que el gerente general habló con los medios, dijo que no le había dicho directamente a Sprewell sobre la suspensión, solo dejó mensajes en el contestador automático del jugador. Los otros Warriors no habían sido informados de la suspensión y no se pudo contactar a ninguno para hacer comentarios.

El entrenador y el jugador han tenido encontronazos con otros durante su paso por la NBA. Sprewell y Tim Hardaway, el ex base All-Star de los Warriors, se pelearon durante las temporadas 1994-95 y 1995-96. Sprewell pasó la temporada 1994-95 protestando por los intercambios del entonces entrenador Don Nelson de amigos cercanos Chris Webber y Billy Owens, fue suspendido dos veces por un total de tres juegos por saltarse prácticas y funciones de equipo. Hardaway se trasladó a Miami en febrero de 1996.

Mientras tanto, Carlesimo se involucró en una disputa con el base Rod Strickland mientras entrenaba a los Portland Trail Blazers de 1994 a 1996. Strickland una vez dejó el equipo durante más de una semana después de no conseguir su deseo de ser canjeado. La temporada pasada, Carlesimo y la organización de los Trail Blazers sancionaron a varios jugadores en varias ocasiones por violaciones a las reglas, y el ex Blazer Clifford Robinson una vez maldijo a Carlesimo en voz alta después de ser retirado de un juego.


Otro miembro destacado de esos equipos de los Pistons no era otro que el grandote de 6 pies 11 pulgadas Bill Laimbeer. El término ejecutor probablemente no hace justicia a lo que hizo Laimbeer mientras estaba en la cancha. Sus faltas extremadamente duras dejaron su huella & # 8212 en sentido figurado y literal. Desafortunadamente para el cuatro veces All-Star, es considerado uno de los jugadores más sucios en la historia del juego.

No hubiéramos hecho justicia a esta lista si no hubiera tenido a Ron Artest, también conocido como Metta World Peace. Fue una figura controvertida a lo largo de su carrera & # 8212 para decirlo bien & # 8212, pero su inolvidable participación en el infame & # 8220Malice at the Palace & # 8221 en 2004 tiene que llevarse la palma. Artest was suspended for the rest of the season and fined a hefty sum for starting what is considered the most violent brawl in NBA history.

Oh, and who could forget this vicious elbow on James Harden. It’s still tough to watch after all these years:


Latrell Sprewell Suspended For Attacking, Choking Coach

Golden State Warriors Latrell Sprewell, right, leans into Portland Trail Blazers Isaiah Rider, as he goes up for a basket in the first half, Saturday Nov. 15, 1997, in Oakland, Calif. AP Photo / Lacy Atkins

The Golden State Warriors suspended Latrell Sprewell for a minimum of 10 games yesterday, hours after the three-time All- Star guard and the team's leading scorer twice attacked coach P.J. Carlesimo in practice -- at one point choking him and leaving a three-inch mark on his throat, the team announced.

The suspension begins with tomorrow's home game against the Cleveland Cavaliers and extends at least through the Warriors' December 22 game at the Phoenix Suns. General Manager Garry St. Jean said last night that between now and then, he will talk to Sprewell, his agent, Arn Tellem, and NBA officials to determine the conditions under

which the player will be reinstated. Sprewell will lose 10 games' pay, more than $935,000 from his 1997-98 salary of $7.67 million.

Sprewell -- who has been at odds with Carlesimo almost from the time the coach was hired in June -- could not be reached for comment last night. Neither could Tellem, who is based in Los Angeles. At a hastily called news conference at the Warriors' practice facility in downtown Oakland last night, St. Jean said he could not speculate on the future of Sprewell, who, like virtually all of the players on the 1-13 team, has been made available around the league in trade offers all season. "I'm not going to say that what happened (yesterday) is going to add fuel to what we do," St. Jean said.

However, while St. Jean said he had seen coach-player confrontations before, what happened yesterday was "very, very serious." That was obvious upon Carlesimo's appearance, both after the early afternoon practice and at last night's news conference -- he had a scratch on his throat where the 6-foot-5, 190-pound Sprewell, angry at the coach after being ordered out of practice, had wrapped his fingers.

Word of the fight trickled out that afternoon, as did speculation that Sprewell was about to be severely disciplined, forcing the Warriors to call the news conference to tell their version of the story.

"During practice, on two different occasions, there were words spoken during a drill," Carlesimo said. "I asked Sprewell to leave practice, he didn't, the words escalated to physical contact."

Sprewell finally left the court and went to the locker room after the scuffle, which drew the entire team from all corners of the court. But he later returned and, in Carlesimo's words, "there was more physical contact," believed to be an exchange of punches. Carlesimo offered no more details and avoided answering questions about the scratches he did say that he did not believe he provoked the attack.

"What we want to state is that the integrity of our franchise stands strong," said St. Jean, sitting next to Carlesimo as his three assistant coaches -- Rod Higgins, Bob Staak and Paul Westhead -- stood nearby. "We are not going to tolerate the actions on the court (yesterday)."

St. Jean did not mention the conditions with which Sprewell would have to comply in order to return. He did point out, however, that Sprewell had neither apologized nor shown remorse.


BARKLEY SAYS SPREWELL'S ATTACKS WERE 'STUPID'

Outspoken Houston Rockets forward Charles Barkley said yesterday he backs the NBA's one-year suspension of Latrell Sprewell for attacking Golden State Coach P.J. Carlesimo but opposes the Warriors' voiding of the rest of the player's $32 million contract.

Appearing on CNN's "Crossfire," Barkley said there would be no boycott -- for Sprewell.

"We're not going to boycott anything for Latrell Sprewell," Barkley said. "I like Latrell, but what he did was stupid. It was wrong. And under no circumstances can we accept that."

Also interviewed on MSNBC, Barkley clarified his comments on Tuesday regarding a possible boycott. He said he had raised the possibility of an NBA players' boycott of the All-Star Game and the world championships in Greece next year only in connection with union negotiations with the NBA, not over the Sprewell controversy, as was widely reported.

Barkley said he found Sprewell's two attacks on Carlesimo at a practice on Dec. 1 to be indefensible. "It's the worst thing that happened since I've been in sports," said the 34-year-old Barkley, who is in his 14th year in the NBA. "I can't think of anything that even comes close."

But Barkley said players are concerned about teams using "selective judgment if they don't like a guy if he does something wrong off the court to be able to void his whole contract that's the problem we have."

Barkley was appalled that many of Sprewell's former teammates stood with the suspended guard at his Tuesday news conference.

"I did not like them being at that press conference because them being at that press conference meant it's all right to choke your coach," Barkley said. "I've read a couple of player accounts of what happened during that incident. And if you read it closely, several of the players keep shooting while Latrell is choking the coach. How absurd is that?"

Barkley also commented on former O.J. Simpson lawyer Johnnie Cochran, who gained fame for raising racial issues in successfully defending the ex-football star in his double murder trial, being on the dais with Sprewell.

"It bothers me more than anything gente making this out to be a black-white thing," Barkley said. "I was proud of the association for sticking with Latrell. I was disappointed that they made race an issue. I was disappointed they brought in Johnnie Cochran."

Barkley added: "We as players have to police the game. We are caretakers of the game. And right now we're just doing a terrible job.

"I've done some things that were wrong and stupid. I've always said I had great respect for the coaches I've played for, even though I didn't agree with them all the time."

Barkley did not elaborate on future union actions should the NBA invoke its right to reopen the collective bargaining agreement, but said: "I want everybody to make as much money as possible, but we have to address the salaries. The owners need to make money just like the players."


PAGE ONE -- NBA Suspends Sprewell for a Year / Angry S.F., Oakland mayors call for investigation

Golden State Warriors all- star guard Latrell Sprewell was banned from basketball for one year yesterday by NBA Commissioner David Stern -- the longest suspension ever given by the National Basketball Association for a conduct violation.

The ban prompted by Sprewell's attack Monday on team coach P.J. Carlesimo provoked an outpouring of reaction, including an angry response from the mayors of San Francisco and Oakland.

"This is not a person accused of rape, accused of kicking a TV cameraman, accused of carrying a gun on an airplane," said San Francisco Mayor Willie Brown, who has asked the Rev. Jesse Jackson, the NAACP and Oakland Mayor Elihu Harris to investigate.

Reminded that Sprewell was accused of choking his boss, the mayor responded, "His boss may have needed

choking. It may have been justified . . . someone should have asked the question, 'What prompted that?' "

Warriors' counsel Robin Baggett swiftly replied to Brown's allegations.

"He doesn't know the facts. He obviously hasn't learned from his Elvis Grbac experience," said Baggett, referring to Brown's controversial comments on the 49ers' former quarterback.

In Oakland, Harris joined with Brown in calling for an investigation.

"Race is an issue but, more importantly, for an athlete who may be similarly dismissed and sanctioned by the NBA without a fair hearing is cause for pause," Harris said.

"Whether it's a millionaire athlete, black or white, simply the issue of fairness and the avoidance of kangaroo court or a media circus should concern all of us."

On Wednesday, Sprewell was fired by the Warriors for the alleged "premeditated assault" on Carlesimo. Sprewell's ouster led the NBA Players Association -- which called the firing "excessive and unreasonable punishment" -- to announce yesterday that it would file a grievance against both the Warriors and the league.

The Warriors' termination of Sprewell's contract will cost him more than $23 million over the next three years, and the suspension prevents his being paid by any other NBA team. The ban was not unexpected, since the Warriors did not want him to go to another team for no compensation. Sprewell, 27, is a three-time All-Star and a 20-point-per-game scorer who had some trade value before Monday's attack.

Sprewell could not be reached for comment.

The Warriors refused comment on the suspension and the union's challenge to it.

Sprewell's former Warriors teammates, however, weighed in.

"I think it was just a little bit too hard," said Donyell Marshall after yesterday's practice in Oakland. "They already took his contract from him. They took $25 million. They didn't even say, go play somewhere for the minimum. They took everything from him."

"I'm not sure what good can come out of it," said Muggsy Bogues. "You've got a guy out on the street with no source of income, and he's got kids to feed."

Sprewell has a daughter, 7, and a son, 2.

Sprewell will not have endorsement income to fall back on. Yesterday, after having stood behind their client in light of the original 10-game suspension, Converse dropped Sprewell as a spokesman after more than three years.

Stern left no doubt as to his feelings about the attack. "A sports league does not have to accept or condone behavior that would not be tolerated in any other segment of society," he said.

Stern also described what the NBA had learned of the attack through its investigation, saying that Sprewell "returned and fought his way through others in order to commit a second, and this time clearly premeditated, assault."

The treatment of the matter in the sports world set off a firestorm of controversy in the political world.

Mayor Brown said last night at City Hall that he decided to get involved by contacting other political leaders and civil rights figures on Sprewell's behalf because of a belief that the former Warriors player had not been treated fairly by the team or the media.

"I hate to see a huge apparatus take advantage of a single individual," Brown said. "The singular overkill in this incident cries out for attention."

Brown noted that at least five other NBA players have had serious problems with the Warriors coach, "a whole host of people who have had trouble."

He said that stress, tough work schedules and other factors may have affected Sprewell. t "We also need to find out the root causes" of the assault, he said, adding that Sprewell is "being held up as if he's Charlie Manson."

Harris said he had asked for a briefing from the Warriors on the matter. "This is fairly unprecedented in the annals of the NBA and professional sports," Harris told KGO radio. "That it happened so fast, and such finality is of concern to us . . . yes, it is a person of color. As a community leader, who's certainly concerned about everyone who lives and works in Oakland, (I) just want to make sure it's fair."

The Rev. Amos Brown, a prominent African American community leader and San Francisco supervisor, said he does not in any way condone physical violence -- but added he was angered by the Sprewell suspension.

"It was unconscionable that he got this kind of severe punishment, considering that, stereotypically, black folk historically have been used to provide entertainment to the established culture, whether through sports or music," Brown said.

"We have been used as fodder for the entertainment world. People have made money off us . . . and yet they expect a player to be subjected to the hostile, abusive approach of this coach. He got what he was asking for."

But not all the reaction was favorable to Sprewell among African American community leaders.

"I can't buy that -- I don't think anybody deserves to be choked," said Alameda County Supervisor Mary King, who is African American. "Violence is not OK in politics. It's not OK in sports, and it's not OK in our dealings on the street . . . it's really unfortunate that it would get political."

Oakland NAACP President Shannon Reeves said neither he nor the NAACP is part of any organized effort by Bay Area political heavies to insert themselves in the Sprewell incident. Reeves said he was contacted by Brown and that his office also received numerous calls from fans regarding the case.

Reeves said if a discrimination complaint is filed, the NAACP will investigate -- but the case will not get special treatment. "We will follow normal procedure," he said. "We cannot push everyday people aside just because an athlete has a problem."

Meanwhile, sports leaders -- particularly coaches and general managers -- supported Stern's action and, by extension, the Warriors and Carlesimo.

"It was the most outrageous act of insubordination I've ever seen," said Boston Celtics general manager Chris Wallace. "I'm happy the discipline had some teeth to it."

New Jersey Nets General Manager John Nash agreed, while raising the question of whether Sprewell would be signed to play in the NBA again when the suspension is lifted. "I suspect someone will give him a shot," he said. "I know one team that won't, though, and that's the one I'm working for."

Chronicle reporters Torri Minton, Thaai Walker, Manny Fernandez, Andy Ross and Phil Matier contributed to this report.


Ver el vídeo: Latrell Sprewell - Explosive Scorer (Junio 2022).